La semana pasada en Distorsiones

La semana grande del Cine acaba de terminar con la entrega de los Oscars y este año hemos tenido una cosecha excelente, con un montón de películas que sobresalían de la media y con la clara ausencia de esos monstruos de presupuesto desproporcionado, efectos especiales a tutiplen y una absoluta falta de calidad. El año que viene seguro que vuelven a dominar estos premios. Como cada año, hice La quiniela de los Oscars y como siempre, fallé un montón de ellos. Hoy actualizaré esa anotación con los resultados. Para llegar en condiciones he visto todo un arsenal de películas en las últimas dos semanas, concretamente once. Y de entre todas esas películas, he procurado hablar de las grandes candidatas en los últimos días. Así tuvimos Charlie Wilson’s War – La guerra de Charlie Wilson, una visión bastante peculiar de la guerra de los Afganos contra los rusos que complementa perfectamente a The Kite Runner – Cometas en el cielo, la maravillosa Juno, mi favorita para estos Oscars y la también excelente No Country for Old Men – No es país para viejos.

Aparte del cine, uno es ordinario y vulgar y del viaje a Málaga volví con Una cagada legendaria, un pequeño Desvaríos que no estuvo solo ya que El chino tuvo otro capítulo de su vida, El Chinexamen para sacarse el carné de conducir.

Seguimos de visita por Segovia y hemos visto la Iglesia de San Martín, la Casa de los Picos, el Alcázar de Segovia y caminamos Bajo el acueducto.

Y para acabar, un gran regreso, el de la sección de Cocinillas con una receta genial. Me ha costado años pero al fin he encontrado la receta perfecta para hacer una tarta de queso. La podéis ver en Tarta de quesos Ricotta y Mascarpone.