La semana pasada en Distorsiones

Esta semana que acaba de concluir ha sido bastante atípica y con una temática un tanto radical en la que lo de Reality sucks se ha hecho más real que nunca. Todo comenzó cuando un gilipollas hijo de mala penca comenzó a acosar y fastidiar a una amiga mía porque el puto maricón de mierda se encoñó conmigo. Como su cabeza está llena de la lefa que se traga a diario y no parece ser capaz de procesar mensajes como un ser humano cualquiera nos hemos visto abocados a mandarle la información de una forma más básica para que capte el concepto. Podéis empezar leyendo Alea jacta est, el resumen de todo lo acontecido y desde ahí completar la historia con todas las anotaciones que la complementan, que son Mariconas viejas, Chinclases de conducir, Siempre, todo lo peor y La guerra de las Falacias. Episodio decimonono. Siempre lo mejor. Esperemos que lo haya captado y podamos pasar página. Por lo demás, mis vacaciones en Nueva York ya están organizadas y antes de eso iré a Zaragoza para un fin de semana largo con un par de amigos.

Seguimos visitando Roma Ciudad Eterna y las paradas fueron en Roma desde la cúpula de la Basílica de San Pedro, Basílica de San Pedro, Atardecer mágico sobre el río Tíber, el fabuloso Panteón de Agripa y Guardia Suiza en el Vaticano.

Estuvimos en el Cine y vimos el documental Artic Tale – Los reyes del Ártico, la película Die Fälscher – Los falsificadores, ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa y lo último de Woody Allen, Cassandra’s Dream.

Y pese a la temática tan peculiar, he procurado insertarla en mi rutina de historias habitual y por eso mi amigo El chino continuó con sus Chinclases de conducir, el cual ya sabéis que cae dentro de la categoría de Desvaríos, al igual que Siempre, todo lo peor y La guerra de las Falacias. Episodio decimonono. Siempre lo mejor, siendo estas dos últimas también Relatos.

4 opiniones en “La semana pasada en Distorsiones”

  1. Si es que eres mas simple que el gilipollas que se le ocurrio meter un juicio a mi empresa y llevarme de testigo …. se cagó cuando le conté a la jueza (que necesita un poco de pollates de ese tuyo) una historia de vaqueros y la jueza le dio la razon a mi banco. Y ahora vuelve a la carga , menudo pardillo.

    El mundo es de los que somos algo mas listos , no seas tan bueno.

  2. spacetime, si por mi nunca hubo problemas. Yo lo ninguneé sin más miramientos. Lo malo es su persistencia con terceras personas. Y eso es lo que no le tolero a ese marico viejo y requeteoperado que sigue entrando a leer los comentarios y al que le deseo todo lo peor por siempre y para siempre.

Comentarios cerrados.