La semana pasada en Distorsiones

La primavera siempre supone un incremento exponencial de la energía que derrochamos con amigos y aficiones. Vuelve la luz a nuestras vidas y con ella las reuniones al calor del solito que acaricia el jardín y anima a todas las plantas que viven en el mismo a mostrar sus mejores colores. En Mi pequeño Keukenhof los tulipanes son en estos momentos los reyes, están en el mejor momento de su vida y no hay ninguna otra flor que les pueda hacer sombra. De esto pueden dar fe todos aquellos que están participando en las Cenas y más cenas que se celebran sin pausa en el mismo. La semana pasada fueron tres, todas con buenos amigos, gente que te quiere de corazón y que disfruta compartiendo su tiempo y su conversación contigo. Esta semana que hoy empieza es un tanto especial puesto que en Holanda solo se trabaja un par de días y después tendremos una sucesión de días festivos que no se volverá a dar en años así que aprovecharé para hacer un montón de cosas.

Seguimos viendo Fotos de Roma Ciudad Eterna y aún nos quedan dos o tres semanas más en esa maravilla de lugar. Nos sentamos en las Escalinatas en la plaza de España, las cuales subimos para ver Roma vista desde la Trinità dei Monti, después fuimos a la Fontana di Trevi y desde allí a las Termas de Caracalla y de casualidad nos topamos con El Papa de Roma. Entre las más de novecientas fotos que hice en esos cuatro días, hay tres que aunque no son de lugares consiguieron atrapar mi atención y aparecerán en la bitácora. La primera son Los micro-buses del centro de Roma.

Continuo viendo Cine a buen ritmo. Esta semana hablamos de Untraceable – Rastro oculto, un thriller entretenido y bien hecho, de la comedia romántica Definitely, Maybe – Definitivamente, quizás y también The Bucket List – Ahora o nunca. Todas andan más o menos al mismo nivel, son buenas películas que merecen una visita al cine.

Después de una pausa accidental, vuelve la sección de Cocinillas con una nueva receta. La elegida han sido unos deliciosos Lacitos de hojaldre, fáciles de preparar y que están para chuparse los dedos.

Acabamos con un Desvarío que nos concierne a todos. Se trata de las Capas que tiene eso que usáis todos y cada uno de los días.