La sombra del árbol en la playa en Koh Russei

Bamboo Island me impactó, sobre todo después de casi dos semanas viendo templos y más templos y los efectos del régimen de los jemeres rojos en un país que no se merecía esas alimañas. Arena de playa rubia, un cielo azul, agua limpia y cálida y nadie a tu alrededor son una combinación muy difícil de resistir. En las horas que pasé en Koh Russei estuve siempre expuesto al sol. En total en la isla debíamos ser un puñado de julays, ya que en temporada baja el lugar está casi vacío. Algunos de los que vinieron conmigo optaron por refugiarse bajo el árbol que se puede ver en la imagen y que está junto a la playa. Por suerte yo iba dopadísimo de betacaroteno y el sol en lugar de quemarme, facilitó un fantástico bronceado que fue la envidia de amigos, colegas y vecinos cuando regresé a Holanda.

Una respuesta a “La sombra del árbol en la playa en Koh Russei”

Comentarios cerrados.