La trampa del mal – Devil

La trampa del mal - DevilLo he repetido una y otra vez y no me canso de hacerlo. El género de las películas de terror es el más pisoteado y vilipendiado. Los directores juegan una y otra vez con las mismas tramas, los mismos sustos y los sufridos espectadores nos llevamos decepción tras decepción pero seguimos yendo al cine porque es jodidamente adictivo. Con estas películas es mejor no saber mucho de las mismas y de ser posible no ver el trailer aunque con la de hoy eso era poco menos que misión imposible ya que lo han repetido hasta la saciedad y debo haberlo visto unas cincuenta veces. Aún así, fui a ver la película Devil que en España se estrenará a mediados de noviembre con el fascinante título de La trampa del mal que me hace suponer que el traductor es el mismo de tantos otros desafortunados títulos de este año y superó la educación básica sin aprobar ninguna asignatura.

Un grupo de julays se queda atrapado en un ascensor y entre ellos hay un gitano rumano de esos que son gentuza de la mala y que les quiere hacer pupita a todos para que no lo metan en un avión y lo manden a tomar por culo a su tierra

Un ascensor se llena con cinco personas distintas y se queda trabado a medio camino. Lo que debería ser un evento normal y en el que los de mantenimiento abren el ascensor y sacan a los pasajeros se convierte en una pesadilla cuando dentro del ascensor comienzan a pasar cosas raras y entre las cinco personas parece que hay un asesino.

Cuando veía el trailer y mencionaban que la película venía de la mente de M. Night Shyamalan me temblaba el cuerpo porque este hombre ha creado algunos de los mayores bodrios de los últimos diez años. Por suerte parece que ayudó a escribir el guión y después le dieron dos porros, se los fumó y pasó el rodaje en la gloria. La película aprovecha el entorno claustrofóbico del ascensor y le saca partido y aunque los sustos son predecibles y no muy numerosos, mantiene una angustia constante a lo largo de los ochenta minutos que dura, ya que no se andaron por las ramas y no metieron ni un solo minuto de relleno, ni planos de esos en los que la cámara recorre una planta completa del edificio. Fueron al grano y se agradece. Sabemos muy poco de la historia de cada uno de los protagonistas y ese desconocimiento juega a favor del espectador, el cual no tiene tiempo a montarse sus propias teorías.

Por desgracia, yo debo estar volviéndome muy bueno en estos temas porque adiviné quien era el bicho malo desde que se cerraron las puertas del ascensor, pero aún así me lo pasé muy bien, me angustié, cerré los ojos en alguna ocasión y cuando llegaron los títulos de crédito salí del cine con la sensación de haber visto una buena película de terror, algo que no sucede con frecuencia.

Definitivamente recomendada para los amantes del género y para aquellos que sufren claustrofobia y quieren pasar un buen rato agobiados. Abstenerse las seguidoras de las comedias románticas y de dramas varios.

08/10

6 opiniones en “La trampa del mal – Devil”

  1. SeguidorAs de comedias románticas entre las que te incluyes tú, no?? A mi lo del encierro en sitio pequeño y apretao con sangre de por medio me tienta, a ver si realmente me hace sufrir, ya te contaré.

  2. Virtuditas, yo lo veo todo. Comedias románticas, dramas, comedias, terror, ciencia ficción, acción, hasta basura para intelectuales y españoladas. Ojalá pudiera discriminar y dedicarme a un solo género.

  3. Pues yo me la vi en el teatro chino de los ángeles con entrada VIP y dos camareros a mi servicio durante toda la película y también flipe. Besos

Comentarios cerrados.