La vida de Brian – Monty Python’s Life of Brian

Cuando se me ocurrió mirar hace unas semanas la cartelera durante los siete días que estaba de vacaciones en Gran Canaria durante la Semana Santa, casi me dan unas fatigas del tremendo disgusto que me llevé porque ponían, un día y solo un día, la película que voy a comentar en el cine en Utrecht. Si no llega a ser porque iba a bucear, me invento una enfermedad y no viajo, pero claro, el fondo marino del agua del mar tira mucho. Al regresar, el fin de semana siguiente vi que volvían a poner la película pero solo en una de las filmotecas de Amsterdam, así que aproveché para darle un repaso a la cartelera de la capital y fui a ver Monty Python’s Life of Brian o La vida de Brian, que es el nombre con el que la conocemos y que yo puedo confirmar y confirmo que jamás la había visto en un cine, solo en la tele o en aquello que se llamaba uve hache ese.

Un julay nace en la chabola vecina a otro chamo muy conocido y su vida sigue un caminito similar pero más interesante.

Un chamo nace en el portal de Belén vecino al de Jesucristo, sin padre conocido y con una madre sospechosamente masculina. Su vida correrá paralela a la del hijo de Dios y con coñas similares pero siendo diferente. El chamo se unirá a un movimiento político de resistencia contra los romanos y hasta se convertirá, por puro error, en un profeta y terminará crucificado, como el otro chamo.

En base a lo que recuerdo de la última vez que la vi, yo habría jurado por las ladillas más gordas de Falete que esto es un clásico pero ahora que la he vuelto a ver, es una película fabulosa pero el tiempo pasado la ha colocado en un peldaño más bajo. La película tiene momentos épicos e hilarantes, como las ceremonias de lapidaciones petadas de mujeres con barbas postizas, pero también tiene segmenteos en los que pierde el ritmo, sobre todo cuando se meten en discusiones de politiqueo. No recuerdo haberla visto anteriormente en versión original y quizás por eso mi percepción de la película es distinta, igual muchas de las bromas políticas cuando la doblaron al español las adaptaron a la cultura del país y por eso ahora no funcionaron conmigo. Aún así, fue una gozada el poder ver la peli en una pantalla enorme y con la maravillosa calidad del cine digital y tal y tal. Salí del cine silbando la canción esa tan famosa de los títulos de crédito finales y además nos regalaron un paquetito con un poster, pegatinas relacionadas con la peli, un libreto con la letra y una barba postiza por si eres hembra y la necesitas para acudir a algún acto en el que se prohíbe la presencia de las miembras. En definitiva, que ahora que la he vuelto a ver, seguramente por primera vez en versión original, la película me sigue pareciendo espectacular pero queda algo lejos de ser una obra maestra.

Esto probablemente funcione tanto con los miembros del Clan de los Orcos como con los sub-intelectuales con GafaPasta. Tiene algo para cada uno de esos bandos.

2 respuesta a “La vida de Brian – Monty Python’s Life of Brian”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.