La vida de Pi – Life of Pi

La vida de Pi - Life of PiHay veces en las que una película llega a tu vida de pura chiripa. Algo parecido me sucedió con la de hoy. Se estrena en la época navideña en los Países Bajos así que me había resignado a tener que esperar unas semanas y por alguna extraña razón, el fin de semana se me ocurrió mirar la cartelera del miércoles y descubrí que había un preestreno ese día media hora después de mi clase de italiano y que podría verla al menos dos semanas antes de la fecha prevista para que llegue a los cines. Pese a saber que teníamos un temporal de aguanieve esa noche, que iba a ir a clase de italiano y que era más que probable que el camino de vuelta a casa fuera una pista de hielo en la que mi bicicleta bailaría como un pato, opté por comprarme mi entrada y así pude ir a ver Life of Pi, película que se estrenó en España la semana pasada con el título de La vida de Pi y que os recomiendo encarecidamente.

Un julay las pasa putas y canutas acompañado de un gato monstruoso en una patera

El joven Pi vive con sus padres y su hermano en la India en donde tienen un zoológico. Las cosas se están poniendo difíciles allí y su padre decide que se han de mudar a Canadá, vender los animales y empezar de cero. En el viaje en barco hacia ese país sufren un naufragio y Pi tendrá que sobrevivir durante más de doscientos días acompañado de un tigre de Bengala. La suya sí que será una aventura increíble.

No hace ni dos semanas que terminé de escuchar el audiobook del libro escrito por Yann Martel y aluciné por lo bella y hermosa que era la historia. En mi cabeza imaginaba lo que describían y tuve tal enganche al libro que no paré hasta terminarlo. Aunque muchos prefieren no leer antes de ver la película, yo soy de los que puedo encajar perfectamente la historia visual adaptada al cine sin más problemas si lo hacen bien. En este caso, Ang Lee ha rodado un clásico, una obra maestra, una película con un aspecto visual tan bestial que hay muchos momentos en los que te noquea y te deja sin palabras. Lo curioso es que lo ha hecho con la denostada 3D, esa tercera dimensión que en muchas películas es solo una forma de cobrarte algo más por la entrada. La tercera dimensión aquí se convierte en otro protagonista que te sorprende una y otra vez, que te maravilla, que te impresiona por su fuerza. Además, el guión respeta enormemente el libro en el que se basa y la película es sencillamente maravillosa. El joven actor Suraj Sharma borda el papel de Pi Patel y vivimos y sufrimos con él en esa barca que navega a la deriva por el océano Pacífico. El tigre es una parte fundamental de la historia y funciona perfectamente, acompañando al chico, amenazándolo y manteniendo siempre con él una trifulca por ver quien es el verdadero amo de la barca y el que tiene la sartén por el mango.

La escena inicial en el zoológico es seguramente el mejor montaje que he visto en los últimos tres años y solo por ese par de minutos esta película merece la pena. Por supuesto, intentar ver esto en dos dimensiones es una ofensa. Hay que ir a un cine y disfrutarla en 3D, sentarte cerca de la pantalla para maravillarte con la grandiosidad de unas imágenes que toman ángulos imposibles y hacen lo nunca visto. Este es un cuento como los de antes, como esos que leíamos o escuchábamos cuando éramos niños, una fábula de superación, de amistad, de lealtad, de supervivencia, en definitiva, un canto a la vida. No me extrañaría nada que tenga varias nominaciones a los Oscars ya que se las merece.

Si te gusta el cine, si aún tienes un niño dentro de ti, no te la pierdas. Te aseguro que te maravillará.

peliculon

2 opiniones en “La vida de Pi – Life of Pi”

  1. Coincido contigo en cada palabra. Es de lejos la mejor peli en 3D que se ha hecho (o yo he visto 😉 ). Las imágenes derrochan lirismo, pura poesía. Si hay alguien que no disfrute la historia en sí, al menos se enamorará del hecho de que visualmente es una obra de arte.

Comentarios cerrados.