Lady Bird

Lady BirdPor fin estamos a unas horas de los Oscars y acabo de terminar de ver la última de las películas que me faltaba. Llevo ya dos semanas en que una parte considerable del cine que veo está relacionado con esa ceremonia y ya comienzo a estar cansado de tanta película de filmoteca y no veo la hora de regresar al cine insubstancial y vulgar. Hoy voy a comentar Lady Bird, la cual se estrenó en España hace un par de semanas con el mismo título.

Una julay necesita unas buenas dosis de chimpún

Una chama de Sacramento afronta su último año de instituto antes de ir a la universidad en una familia disfuncional, con una madre un poco exasperante, un padre pachorriento y un hermanastro rarito con novia aún más rara. La chica quiere escapar de allí e irse al este pero no tiene muy claro si será posible. En ese último año se enamorará, se llevará un tremendo desengaño, perderá la virginidad y verá como su vida cambia por completo.

Es raro ver una película en la que se pone tanto empeño en que comprendamos a la protagonista. Todo en esta historia está hecho para que tengamos una idea muy clara de como piensa, de como sueña, como vive, como sufre o disfruta Lady Bird, la chica que se ha dado a sí misma este nombre. Durante algo más de hora y media, pasamos por un año de su vida y lo hacemos con alegría, con drama, con frustración y con un montón de emociones. Las escenas con su madre son muy intensas porque ambas tienen un carácter fuerte y con su padre son muy tiernas. Sorprende un poco la casi total falta de relación con su hermano. A su alrededor, tiene una amiga obesa, a la que más o menos da de lado cuando le interesa y se enamora de un chico encantador que después resulta algo rarito y para compensarlo, su segundo amor es un místico repelente. El guión es muy dinámico, la historia ni cansa ni aburre y además nos permite ver un montón de lugares de la ciudad de Sacramento, que aunque no tengo pensado volver a los Estados Unidos, de ir al oeste, la incluiría en mi ruta porque parece un sitio curioso y que valdría la pena ver. Mi principal pero a la historia es al final, en el segmento en el que ella se ha ido a la universidad. Particularmente habría acabado la película ahí, con ella marchándose y habría estado mucho mejor. La parte de ella yendo a una fiesta y emborrachándose y lo que sucede a la mañana siguiente como que sobra, no aporta nada y nos lleva a un final que es definitivamente apresurado. Pese a este tropezón, es una buena historia.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que harán bien en evitar los cines en los que la estén poniendo pero sí que tiene un pase para los sub-intelectuales con GafaPasta, seguro que les gustará.

08/10

Una respuesta a “Lady Bird”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *