LAPUTA

LAPUTA

LAPUTA, originally uploaded by sulaco_rm.

Una de las cosas que me señalan como rarito es mi capacidad para fijarme en boberías que pasan desapercibidas al resto. Gracias a mi dispositivo mágico y maravilloso que pasado mañana recibirá al mismo tiempo que muchos otros la última versión del software que lo hace volar y todo eso sin la famosa fragmentación del universo del androitotorotismo, decía que gracias a dicho dispositivo, cuando veo alguna bobería que me puede servir le hago inmediatamente una foto y tan rápido como la he hecho, la olvido. Eso fue lo que pasó cuando estaba en una tienda en Estambul con la mujer del Turco buscando chocolate con un alto porcentaje de cacao para preparar un brownie en su casa para desayunar, o sea, lo típico que sucede cuando voy a casa de mis amigos, que al momento me meten en la cocina. Mientras ella deambulaba por el lugar yo orbitaba hacia la sección prehistórica de los DéuVeDé y los BluRey, los fracasados herederos que nunca llegaron a nada y mirando en la sección infantil, que es la que más se aproxima a mi malamente desarrollada personalidad, veo: LAPUTA. Los ojos se me congelaron mismamente y por un instante dejé de tararear la canción eterna porque aquello no podía creerlo.

Han pasado unos meses desde aquel momento místico de despertar a la ordinariez y a la vulgaridad y de ver como desde pequeños se nos inculcan conceptos tan básicos a través de los dibujos animados y hoy lo recordé o más bien encontré la foto rastreando la biblioteca del teléfono a la caza de alguna con la que contar algo en un día en el que no tengo muchas ganas de escribir y en el que de un tirón he procesado doscientas fotos de Angkor Wat y di con esta. Lo más fabuloso fue cuando me lancé a los buscadores y he encontrado que al parecer este es un clásico, no de la Princesa del Pueblo ni de la Lideresa, sino un clásico de animación amarilla. Para que después me venga algún pollaboba a rebatir que casi siempre la realidad supera a las mentes calenturientas.

4 respuesta a “LAPUTA”

  1. Es un pasatiempo divertido, fijarse (sin querer) en ese tipo de cosas. Creo que no hay día en el que no vea algo raro que llama la atención; sobre todo en rótulos, nombres de calles, nombres de tiendas, carteles, y demás.

Comentarios cerrados.