Las Chamas del Cao Dai

Las Chamas del Cao Dai

No sé si estaban castigadas o lo hacían porque les molaba un montón chupar cámara y salir en las fotos pero en la parte de atrás de la Santa Sede del Cao Dai, las pavas que estaban allí en lugar de mirar hacia la parte delantera y permanecer sentadas como el resto, miraban hacia mi y se mantenían de pie. La de la foto tenía cara de no haberse recuperado del disgusto de la menopausia. La banda amarilla en el brazo con la B de Burro no sé si es para que todos sepan que están castigadas o porque tienen labores de Gestapo dentro de la congregación. Por detrás mía y sin salir en la foto había un chamo sentado en el suelo que igual era la razón por la que estaban tan emputadas. Yo diría que el chamo tenía una mamada que no veas porque el hedor a alcohol lo pillabas a cinco metros del colega.

2 opiniones en “Las Chamas del Cao Dai”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *