Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo – The Huntsman: Winter’s War

The Huntsman: Winter's WarHoy en día, a poco que vayamos seis o siete julays al cine los productores ya lo consideran un éxito del copón y a estirar el chicle hasta el infinito y más allá con secuelas, precuelas y todo lo demás. Es así de triste. Yo pensé que cuando hace casi cuatro años vi Blancanieves y la leyenda del cazador – Snow White and the Huntsman, era un evento único en mi vida pero me equivoqué y se las han apañado para hacer una precuela titulada The Huntsman: Winter’s War que en España también se estrena esta semana con el pomposo título de Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo que como se puede ver, está literalmente traducido del inglés con mucho chimpún.

Un julay y la jinameña de su novia van buscando gresca con todo quisqui hasta que se enfrentan a la hermana de la reina de los cubitos de hielo

Una pava traumatizada probablemente por un presunto tocador de niño y sacerdote católico desarrolla un poder como el de los X-Men y puede chingar hielo por las manos o algo así. Le sale el ramalazo de mala y roba niños para entrenarlos como sus soldados y conquistar reinos. Sus dos favoritos se enamoran y ella se rebota toda y como que mata a la pava y tiran al pavo a un río, pero el colega sobrevive, se junta con un puñado de enanos de Vecindario capital de Mordor y van a la búsqueda de no se qué espejito mágico que te dice quien es la más puta ya que como siempre, el chamo lo que quiere es coger.

Esto es como una estúpida historia sin pies ni cabeza que juega en el universo de Blancanieves o en uno parecido, ya que los enanos son más bien talluditos y más bien parecen truscolanes y hay otros bichos. Tenemos una serie de escenas de acción, que entretienen pero falla la historia de amor y aún más, fallan las lagunas entre escenas de acción, momentos de tedio y desesperación para los espectadores con unos diálogos que chirrían que no veas. La historia está cogida con alfileres y no se aguanta nunca y queda peor porque por más que lo intentan, siempre se estampan contra estúpidos momentos que se resuelven de manera muy cutre. La búsqueda del espejo resulta ser más fácil que encontrar los botes de leche condensada en un hipermercado y las batallas entre las dos brujas y los chamos son tontas. Imagino que no esperan demasiado de los espectadores y mientras respires y puedas pagar la entrada, los productores estarán contentos. Por suerte conseguí verla en dos dimensiones y me ahorré el disgusto de la tortura con las gafas y puedo confirmar y confirmo que no me perdí nada por no verla en TresDé.

Probablemente los miembros del Clan de los Orcos tienen suficiente estómago para algo así. Puede producir daños cerebrales permanentes a los sub-intelectuales de GafaPasta. Muy sosa.

05/10

Una respuesta a “Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo – The Huntsman: Winter’s War”

Comentarios cerrados.