Las dos semanas pasadas en Distorsiones

Después de la La conexión Malagueña, volvemos al ritmo habitual de resúmenes. Este invierno descafeinado parece estar animándose en la recta final y por fin tenemos las temperaturas que se esperan de la época más fría del año, al menos por Holanda. No hay nada más saludable que ir a trabajar en bicicleta con cuatro grados bajo cero. Te despierta completamente y aclara las ideas de una forma increíble. Aquellos que siguen mi vida viajera con asiduidad y viven en Gran Canaria deberían prepararse para mi próxima visita, la cual creo que tendrá lugar alrededor de la segunda semana de marzo. Hace un par de semanas estuve Paseando por la ciudad de Brujas y aproveché para hacer cientos de fotos de las que algunas complementaron mi selección. Del viaje a Málaga también tuvimos Vuela y Punto con The Vueling Stones y a menos que se creen nuevos destinos desde España a Holanda, creo que mis visitas a ciudades de la Tierra Madre han concluido. Ya sabéis que a ratos me pongo algo meloso y de uno de esos momentos surgió Los colores de mi vida en donde celebramos mi nueva y fascinante lámpara LivingColors. En Mitos caídos reflexioné sobre mi trabajo con los nipones y esa forma tan peculiar que tienen de ver el mundo.

Ya sabéis que como espectador del Folclore Nórdico, suelo hacer alguna foto de cuando en cuando de cosas que me llaman la atención y que no suceden en mi mundo anterior y las comento. Las costumbres de cada país son distintas y en este algunas chocan bastante. En esta ocasión celebramos con un compañero de trabajo Un cuarto de siglo currando y alucinamos en colores.

Dada la proximidad de los Oscars, he intensificado la frecuencia con la que acudo al Cine y en estas dos semanas tuvimos la sosa Elizabeth: The Golden Age – Elizabeth: la edad de oro, la excelente Away from Her – Lejos de ella, todo un clásico llamado Gone Baby Gone – Adiós pequeña adiós y en esta sucesión de dramones, uno más de un padre que pierde a su hijo llamado In the Valley of Elah – En el valle de Elah y un musical de Tim Burton llamado Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street – Sweeney Todd. El barbero diabólico de la calle Fleet. Seguramente antes del domingo pondré algunas películas más para liquidar todo este cine pre-Oscars.

Hemos seguido viendo Fotos de Brujas y la serie se completó con Begijnhof, Brugse Vrije, Burg y ciudad desde el Belfort, Plaza del Burg, Onze-Lieve-Vrouwekerk, Sint-Salvatorskathedraal y Onze-Lieve-Vrouwekerk desde el Belfort y Belfort desde Rozenhoedkaai. Todas estas fotos han acabado siendo agrupadas en el Álbum de fotos de Brujas y tras visitar esa increíble ciudad descansamos un par de días con El Club de las 500, al cual entraron un precioso Campo de tulipanes rojos en el club de las 500 y Dispensador de incienso en el Club de las 500. Por si fuera poco ahora estamos en Segovia y las primeras fotos han sido Acueducto de Segovia, Puente del acueducto y Diputación Provincial. Seguiremos en Segovia durante al menos dos semanas y después Dios dirá.

Tras una ausencia notable, los Desvaríos vuelven a casa y lo hacen de la mano de mi amigo El chino y su increíble y distorsionado universo. Primero fuimos con él a la Chimbolsa, después contuvimos la respiración y vivimos de primera mano su AcChidente y finalmente lo pasamos fatal con el ChinRobo.

Esto ha sido todo. Ya sabéis lo que hay que hacer.