Las dos semanas pasadas en Distorsiones

Habemus casa. Ya han pasado diez días desde que me mudé a er Chumino, ese pedazo de vivienda ubicado en la histórica ciudad de Utrecht. He andado algo liado y por eso no he podido mandar el correo habitual. Aunque a un ritmo más pausado, Distorsiones, ese lugar en el que el universo gira descompasado ha seguido retorciendo sus líneas y avanzando hacia un cierto desastre. Sobre el tema de la casa se ha hablado bastante en Ya era hora, ahora me toca a mí, La firma y La mudanza, historias que han sido agrupadas en una nueva categoría denominada Mi casa. También hay un montón de Fotos sobre el tema: Salón vacío, Segundo dormitorio, Dormitorio principal, Puerta de la calle, Cagadas invertidas, Trastero bajo la escalera y Antes de la mudanza. La despedida de la vieja casa y de todos los recuerdos que encierra sucedió en Mi vida en Hilversum, un melancólico repaso a las fotos de la ciudad que han aparecido por aquí. Sobre mi nueva ciudad, Utrecht, podéis ver una Foto en El Dom desde la biblioteca.

Pese a este empacho sobre la mudanza, algo que se veía venir, hubo tiempo para otras cosillas. El American Tour 2004 se acerca al final de la primera parte en el Capítulo noveno: Los isleños en el camino a Biloxi y hubo también alguna foto de este viaje, como Casas de esclavos y Cipreses en los pantanos.

A comienzos del mes hice el repaso de las visitas del mes anterior en Los más populares de Septiembre , una forma de saber qué es lo que llama más la atención de esta página y aunque poco, hubo algo de Cine en New Police Story – San ging chaat goo si y Crash. De todos es sabido que un par de veces al año me sale una buena crónica de película. La correspondiente a este semestre es New Police Story – San ging chaat goo si, escrita con rabia y con saña, así que os sugiero que la leáis.

Terminé de republicar la saga de Moby Dick, con los capítulos restantes: Moby Dick II y Moby Dick III. Ambos entran por méritos propios en la categoría de Grandes Historias.

Además de todo esto, al fin conocimos El plan maestro del chino, que me descubrió en una visita a su nueva casa y también hubo un desvarío llamado El fondo de armario sobre los problemas de las hembras en estos tiempos modernos. El fin de semana pasado estuve por Ámsterdam y conté algo de ello en Sábado de otoño.

Esto ha sido todo. En la banca rota más absoluta, os pongo los enlaces habituales a mis listas de deseos: 
Wishlist en Amazon UK
Wishlist en Amazon USA

2 opiniones en “Las dos semanas pasadas en Distorsiones”

  1. Hola , tù página me ha impresionado, las historias que escribes son dignas de leer, sobre todo lo que más me gusta es la pequeña distorsión subjetiva que haces de la realidad.
    Pero acaba la historia der dani que hasta ahora resultó apoteósica.

  2. Porropaco: las historias der Dani continuarán, pero ahora tengo un par de semanas complicadas. Falta la entrega por regalos y el escándalo en un local nocturno. En total serán dos o quizás tres episodios.

Comentarios cerrados.