Las dos semanas pasadas en distorsiones

Este tipo de repasos aparece y desaparece sin orden ni concierto por estas tierras. Es lo que tiene el trabajar en el Titanic, que no te deja mucho tiempo libre y menos cuando ya estamos en la segunda parte de la película y la gente no hace más que correr de un lado a otro gritando y dando palos de ciego. A pesar de ello he sacado algo de tiempo para escribir algunas cosillas. Antes de que se me olvide quiero recordaros que si en esta bitácora existe publicidad es porque a mí me sale de los mismísimos, que para eso pago el dominio y el alojamiento y puesto que es mi escatérgoris, impongo mis absurdas y tendenciosas reglas. A quien no le guste que se vaya a machacársela con dos piedras a otro lado y aquí paz y en el cielo pedorras.

El libro en el que escribo sobre Mi mundo continúa llenándose de páginas y en estos días hemos tenido episodios tan extraños como el de La mochila, algo que también encaja en la categoría de Desvaríos y que cuenta lo que sucedió cierto lunes de Noviembre. También suceden cosas como en Una tarde de otoño, una entrada bastante más personal de lo que suele ser habitual y para quitar un poco de hierro al asunto tuvimos que hablar de Cine, bragas y ropa de invierno o las cosas que suceden cualquier sábado de estos en Holanda. En estos días hemos llegado a los Ochocientos instantes y algo más. Parece que fue ayer cuando empecé a escribir y colgar mis chorradas en la red y sin embargo, ya han sido ocho centenares de instantes. En Decisiones catastróficas podréis leer sobre lo malo que soy realizando tareas típicas del manitas de turno y en El cambio – I switch sabréis algo más sobre mi traición suprema a los seguidores de Microsoft y mi paso al lado inmaculadamente blanco de la fuerza. Merece la pena mirar los comentarios, hay mucho dogma de fe y mucha verdad suprema.

La reina, la única, la incomparable, nuestra señora Madonna ha sacado un nuevo disco y como siempre me ha cautivado. Traduje al español la letra de su primer sencillo, Hung Up – Colgado, algo que apareció en la categoría de Música.

Hubo Cine, representado por Elizabethtown y Doom. Ambas películas me han gustado bastante, aunque por razones diferentes. Deberíais leeros los comentarios que hay en la de Doom, no tienen desperdicio. De alguna manera nos las hemos apañado para continuar la eterna guerra entre el reverso cochambroso y el zarrapastroso, este último formado por los seguidores de cierta saga infame en la que una banda de pencas mariconas han de recorrer medio barrio para tirar un anillo que ya no quieren usar en sus orgías anales.

Sigo fascinado por el otoño y no han parado de aparecer Fotos de setas. Estas dos semanas han sido las siguientes: Setas al sol, Setas y musgo, Sola en el follaje, Setas en un tronco caído, Geometría de las setas, Setas en canelo y Escalera de setas.

Lo que queda es quizás lo más polémico. tenemos una Guía informal y no vinculante sobre el consumo de Setas alucinógenas archivada en la categoría de Asuntos Varios y también el relato de como mi amigo el Turco perdió La llave que abre su hogar y el retorno de la dicharachera saga der Dani en un nuevo episodio llamado 10. Regalos para er Dani, episodio que al igual que los anteriores ha entrado a formar parte del basto capítulo de Desvaríos.

Esta semana estaré desde el jueves hasta el domingo en Valencia visitando a mi amigo Kike y de paso continuando con la gira mundial que me ha llevado por cuatro continentes.

Esto ha sido todo. No me canso de repetiros que siempre es bonito recibir un regalo de un lector agradecido y para facilitaros la elección os pongo los enlaces a mis listas de objetos deseados: 
Wishlist en Amazon UK
Wishlist en Amazon USA