Las ruinas de Ta Prohm

Las ruinas de Ta Prohm

Las ruinas de Ta Prohm, originally uploaded by sulaco_rm.

Caminar por Ta Prohm es adentrarte en los mundos de aventuras exóticas que hemos visto tantas veces en el cine. El templo tiene unos frescos preciosos, los árboles destruyéndolo todo y produce la sensación de andar en un lugar peligroso en el que en cualquier momento una serpiente gigantesca, un mono con unos cataplines enormes y rosados o una araña del tamaño de un melón se van a lanzar a por ti. En una de las inscripciones los autores de este templo dejaron algunos números seguramente exagerados, como que trabajaron en el mismo ochenta mil julays de los que seiscientos quince eran bailarines y dos mil setencientos jefillos. Cuando lo visité, entré por la puerta del oeste y lo crucé saliendo por la puerta del este, algo que no suele ser habitual ya que muchos se bajan del tuk-tuk, entran, se hacen la foto en el lugar en el que estuvo la chama del Pitt y vuelven a su vehículo para continuar su ruta. En este templo había varios chiquillos que deberían estar en el colegio y cuyos padres explotan para sacar algo de dinero que te ofrecían enseñarte el lugar, venderte una camiseta, una guía de viajes de una edición antigua o algún recuerdo exótico. Una de esas niñas era persistente e incluso me ofrecía regalarme el objeto mientras yo lo rechazaba y lo rechazaba y lo rechazaba. Por desgracia son muchos los que les compran algo o les dan un dolar y por eso los padres los mantienen allí, pese a que está prohibido en Camboya. Este templo no tenía la vigilancia que se encuentra en Angkor Wat o Angkor Thom.

2 respuesta a “Las ruinas de Ta Prohm”

  1. Me entra un cabreo monumental con ese asunto de los niños explotados de esa manera. Ya me he puesto de mala leche!… Y lo peor es que después me entra la tristeza…

  2. Yo no me metería dentro ni de coña, como se le caiga a uno encima uno de esos pedruscos pa que te cuento la pupita que tiene que hacer… 🙂
    Salud

Comentarios cerrados.