Lasaña de carne

Lasaña de carne

Uno de los primeros platos que aprendí a cocinar fue la Lasaña boloñesa. Le he cambiado el título a Lasaña de carne porque ya no estoy muy seguro que mi salsa se ajuste a los rigurosos criterios de la salsa Boloñesa. Con los años la receta ha ido variando, simplificándose y cogiendo rodaje. Debo haber cocinado esta lasaña cientos de veces, sin exagerar. En mis primeros años en Holanda cualquier que venía a mi casa de visita era agasajado con la receta de Lasaña de carne. Después fui variando hacia los Calamares rellenos y otras cosas pero eso no quiere decir que haya dejado de cocinarla. De hecho lo que hago en la actualidad es preparar la Lasaña, comerme una porción y congelar las otras para futuras cenas.

Frente a la sencillez de otras recetas que se hacen en un momento hacer una lasaña requiere tiempo y lo que hacemos es preparar diferentes cosas que al final terminarán uniéndose. Tendremos que hacer la salsa de carne, la salsa bechamel y finalmente la lasaña. Cuando no tengo mucho tiempo preparo la salsa de carne el día anterior y la guardo en la nevera o incluso congelada. De esta forma puedo tener una lasaña lista en menos de una hora.

Las cantidades que uso son como para cuatro personas, una bandeja no muy grande. Me suele sobrar algo de salsa de carne que dependiendo de la cantidad uso en algún plato de espaguetis o me los como directamente desde el caldero.

Los Ingredientes:

  • Para la salsa de carne: Medio kilo de carne picada, 1 hoja de laurel, 1 cebolla , 1 zanahoria, 1 dl. de aceite de oliva, un cuarto de litro de vino tinto, 1 bote de puré de tomate (unos 40 cl., sal y pimienta.
  • Para la salsa bechamel: 125 gr. Harina, 125 gr. Mantequilla, 1 l. de leche, nuez moscada, sal y pimienta
  • Para la lasaña: Unas 12 láminas de lasañas (dependerá del tamaño de la bandeja, la salsa de carne, la salsa de bechamel y 50 gramos de queso parmesano rallado.

La Implementación:
Para la salsa de carne cortamos la cebolla y la zanahoria muy finas y rehogamos en el aceite con la hoja de laurel. Cuando está blandita dejamos que se enfríe un poco y añadimos la carne. Sazonar y rehogar hasta que la carne esté medio hecha. Se añade el vino y se cocina hasta que se reduce a la mitad a fuego fuerte, se agrega el puré de tomate y se cocina a fuego no muy alto durante unos veinte minutos o hasta que veáis que la salsa está hecha.

Para la salsa bechamel se derrite la mantequilla en una sartén grande y honda y se añade la harina removiendo constantemente para que no se queme. Añadir la leche tibia poco a poco y remover constantemente para que no se hagan grumos. Esto último es muy importante. Mientras se hace la bechamel no podéis hacer otra cosa, tendréis que permanecer junto a la sartén removiendo. Cuando acabéis de añadir la leche, sazonar con la nuez moscada, la sal y pimienta y continuar cocinando hasta que la bechamel coja cuerpo. Personalmente no me gusta que quede muy espesa pero alguna vez he visto gente que la hace bien espesa.

Con ambas salsas hechas procedemos a preparar nuestra lasaña de carne. Precalentar el horno a ciento ochenta grados. Untar con mantequilla una fuente para horno (más o menos de 30×20 centímetros, según el tamaño variará la cantidad de láminas de lasaña que necesitaréis) y cubrir el fondo con salsa bechamel. Colocar encima una primera capa de lasañas. Recubrirlas con abundante salsa bechamel (por eso me gusta dejar la salsa clarita) y después con salsa de carne. Espolvorear con queso rallado. Componer al menos tres capas de la misma manera. Cubrir la última capa de lasaña con bastante bechamel y si os queda algo de salsa de carne también la podéis poner por encima. Espolvorear con queso rallado y meter al horno durante unos treinta minutos (como ya dije, a 180ºC).

Lasaña de carne

Puede parecer algo complicado pero no lo es en absoluto y el resultado merece la pena. Es una comida muy sabrosa y de esas de plato único que te deja requintado.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Technorati Tags: ,

9 pensamientos en “Lasaña de carne”

  1. Tiene una pinta escandalosa pero he pensado que mejor que hacerla sería probarla antes, así que vé pensando cuando me invitas y me las haces, después ya probaré a cocinarla :).

  2. Tiene muy buena pinta. Creo que me voy a imprimir la receta e intentaré hacerla uno de estos dias que quiero probar algo nuevo y la lasaña me encanta. [aparte, cocinar es un buen metodo para relajarse entre examenes xD]

    Lo único es que no se donde podría comprar las laminas de pasta para lasaña (mas allá de la congelada se entiende). En el mercado central dicen que hay una tienda que prepara pasta fresca, a ver si me paso mañana.

    Eso si, tendré que hacer otro plato, por que como me salga mal y deje a mi familia sin comida me matan y crucifican ahi mismo :P

  3. Las láminas de pasta se venden en cualquier supermercado en la misma sección que la pasta. Son unas láminas rectangulares de unos diez centímetros de largo y cuatro o cinco de ancho. Las hay de varias marcas. Las hay incluso con espinacas (en color verde).

  4. hola soy de venezuela mi mama la hace como tu pero con 3 tipos de queso y le queda increiblemente divina

  5. Amigo, he hecho la lasaña con tu receta y me ha quedado genial. GRACIAS POR TU ESFUERZO.

    Las raciones rectangulares son bestiales para una persona, así que creo que lo correcto es partirlas por la mitad. Y te lo digo yo que soy un animal que calma su ansiedad zampado y pesa 86 kg.

    Voy a probar a hacer la bechamel sin mantequilla, porque encontré el plato algo pesado y quiero que el gimnasio me valga para algo, aparte de para que me escuezan los ojos mirando a las golfas.

    Comentarios: hay que incidir en que las hojas de pasta deben ser removidas cuando se están cociendo juntas, porque si no, se pegan unas a otras. También hay que decir que es OBLIGATORIO poner capa de bechamel por encima de la última capa, como tú indicas correctamente, porque a mí se me ocurrió probar a dejarla sin bechamel y se reseca y comba la pasta. Tu receta está correcta, sólo que yo soy un díscolo y pruebo alternativas.

    Otra cosa: la foto que has puesto no está muy vistosa. Seguro que puedes conseguir una donde no salga tan “aplastujada” la lasaña.

    La verdad es que es difícil sacarla del molde sin que se joda un poco.

    Creo que probaré a hacer más recetas de las que has puesto.

  6. En la foto parece aplastada porque suelo poner la cámara con el trípode en alto y hago la foto con bastante ángulo. Lo tendré en cuenta y la próxima vez le hago una foto en horizontal.

    Yo compro las hojas de lasaña de las que no hay que cocinar y así no tengo el problema de que se peguen.

  7. siempre he querido hacer lazaña, tu receta me parece la màs acertada, ojalà me salga deliciosa.

Los comentarios están cerrados.