Leyendas del Oriente II

Mi amigo el chino continúa siendo una fuente inagotable de conocimiento insubstancial y vulgar. Parece increíble que alguien tan poco dotado de imaginación se saque unas teorías tan exóticas de la manga y sea capaz de convencerte, no sin antes habernos batido a insultos defendiendo nuestras posiciones. Recordaréis cuando hace unos meses hablamos de las leyendas del oriente y las ideas que tiene el chino sobre el pelo, la mezcla de razas y la comida. Tras unos meses de estudio de campo, he recopilado tres nuevas leyendas que apunto en este mi diario para nuestro particular disfrute:

Sobre la comida y la fisionomía
El chino lo tiene clarísimo. Las gentes de cada raza tienen el aspecto de lo que comen. Los japoneses parecen lenguados de tanto comer pescado, con esas caras aplastadas y ese color amarillo enfermizo. Los musulmanes tienen el pelo rizado como las ovejas, por culpa de su negativa a consumir carne de cerdo, lo cual los limita mucho y los deja en manos de corderos, cabras y ovejas. El chino te dice esto tan serio y te señala a cualquier turco que se nos cruza por la calle y te dice que parecen corderos. Sobre los coreanos no le cabe la menor duda de que parecen perros, debido en gran medida a la costumbre que tienen en esas latitudes de comerse al mejor amigo del hombre. Yo nunca les he visto ese parecido, aunque sí que diré que a mí lo que me parecen son cabezudos, que son como papagüevos con esas testas de tamaño XXL. A los alemanes los ve como asalchichados debido al consumo masivo de salchichas y sobre los americanos, dice que son como vacas por culpa de su afición perniciosa a los animales del mismo nombre, de los que se comen hasta las uñas de los pies, aunque eso sí, debidamente empaquetadas como hamburguesas.
Traté de averiguar a qué tipo de animales nos parecemos los españoles, aunque no tuve éxito. Tengo muy claro que no quiere perder las amistades y que sabe que yo, con mi sencillez y honestidad, como me diga que me parezco a algún tipo de bicho que no me guste, lo dejo sin dientes del moquetazo que le arreo. Es lo bueno que tiene el talante de nuestra raza, que todo lo arreglamos expeditivamente para que nos dé tiempo a irnos de copas. También le pregunté sobre el tipo de animal o vegetal al que se asemejan los chinos, pero ahí fue aún más críptico. Parece ser que el comunismo ha borrado este tipo de rasgos de su raza y en la actualidad no se parecen a ningún tipo de animal. Creo que se ofendió bastante cuando le dije que yo les veo pinta de ratas cabezudas, pero como yo era el que pagaba las cervezas, se tuvo que joder y tragarse la rabia.

Sobre los informáticos y su legado genético
El chino sostiene que los informáticos solo tienen hijas. Se basa en estudios que se han hecho en su país y en su propia observación del departamento de desarrollo de productos de nuestra empresa. En esa planta sólo tenemos programadores, arquitectos de software y similar miasma despreciable y cuando haces una ronda y les preguntas, pues resulta que el hijoputa tiene algo de razón, porque todos los ingenieros del software decentes tienen hijas y aquellos que son harto conocidos en la empresa por no dar un puto palo al agua y ser más malos que las canciones de Georgie Dann, esos tienen hijos varones. El chino dice que es culpa de la exposición prolongada a las pantallas de ordenador combinada con las ondas y campos electromagnéticos producidos por los ordenadores. Por esta misma razón el colega ha alejado el ordenador de su sagrado cuerpo y ha puesto una especie de mampara protectora que le ayudará a tener hijos en un futuro, aunque ha llegado a rumiar algo sobre no acercarse a un ordenador durante un año cuando decida ser padre. No sé como lo hará ni si podrá sobrevivir estando tan lejos de la tecnología durante un periodo tan prolongado, pero espero poder verlo.
Ahora ha extendido esta teoría a los auriculares Bluetooth para los teléfonos móviles y dice que esas ondas tan cercanas al cerebro te reorganizan el material genético y sólo tienes corridas productoras de hijas. Como sus elaboradas ideas sean ciertas, en veinte años en este mundo no nace un macho ni de coña.

La perfecta higiene bucal
La última y más horripilante de sus teorías tiene que ver con la Coca-Cola. Según él, en su composición tiene algo maravilloso que hace que sea perfecta para limpiarte la boca, no siendo necesario el lavarse los dientes cuando se utiliza. Así que siempre que comemos juntos, se pide una de esas bebidas al acabar la comida y se pone a hacer gárgaras con la misma, tragándose los buches una vez han cumplido su función limpiadora. No hay nada en este mundo que me de más asco que esos momentos, absolutamente nada. Se me pone el vello de punta cuando lo veo que agarra el vaso de refresco, se echa un buche al gaznate y se pone a agitarlo en el mismo. Me pongo enfermo del asco. Le he explicado en repetidas ocasiones que es asqueroso y una falta de educación inconmensurable, pero parece no importarle. ?l va a lo suyo y sigue limpiándose los dientes con dicho refresco. Lo mejor es que tiene la boca que da pena, penita, pena, pero eso no parece detenerlo. A ese lo agarra mi dentista y lo deja sin dientes, porque se le están poniendo negros de tanto despreciar el dentífrico y los cepillos de dientes.
Cuando se acaba el refresco, agarra los cubos de hielo y se los echa para dentro y se dedica a chuparlos, escupiéndolos de cuando en cuando en el vaso para coger resuello y devolviéndolos a la boca para terminarlos. Tras años de entrenamiento he alcanzado tal grado de abstracción que puedo permanecer sentado a la mesa mientras practica este hobby sin enterarme, concentrado como estoy en contar las líneas del estucado de las paredes. Espero que algún día se de cuenta de lo estúpida que es esa idea …

10 opiniones en “Leyendas del Oriente II”

  1. A ese pobre chino le hace falta pasar una temporadita en Gran Canaria. Relacionarse con bleuge y los colegas de su barrio para que aprenda algo de verdad, y se le abra esa mente retorcida.

  2. ¿Que piensa del “poder amarillo”? ¿Has leido “El libro negro”? Pues en un capitulo dice que si los chinos quisieran podrían conquistar el mundo, son un 6 de la poblacion, distribuidos en todos los paises del mundo. Quién sabe si no tienen los restaurantes chinos repletos de armamento ligero para un posible golpe de estado mundial, a la orden del gobierno central chino.
    Por cierto ayer vi Closer, la de Natalie Portman… que rica..

  3. Emo, el chino no sobreviviría a una sesión con bleuge. Y entre el inglés a lo Yoda del chino y el inglés a lo tarzán de bleuge, la comunicación tendría demasiados errores e imprecisiones.
    Kike, mi vecina china es uno de los nodos de esa red. Por su casa pasan todo tipo de chinos que yo creo que son ilegales que ella coloca en nidos ocultos a lo largo de europa. Y en Gran Canaria en 2 años han echado a los hindúes de su zona y la han ocupado por completo. Es igual que en la peli Independence Day, están tomando posiciones. Yo me veo con gafas de sol de pasta y trabajando para ellos, que lo de la traición es algo muy del reverso tenebroso.

    Definitivamente lo mejor de Closer es Natalie Portman y su sudor sexual. Cuando camina por la calle provoca pecados a destajo.

  4. La Padmé se presenta vestida así en el senado galáctico y el emperador zarraspastroso se va a tomar por culo.
    Miraré el libro mañana, que hoy tengo un día de locos.

  5. mi ingles es perfecto chaval, es puro, el tuyo es todo corrupto con los protestantes esos que te rodeas
    al chino traelo que lo llevamos de gira por los barrios y un viernes noche al Muelle y un sabado al sur… descubrirá mundos nuevos
    por cierto, aquí en Telde ya hay dos “chinos”, me refiero a las tiendas esas que con la misma te vende un repuesto para grifería que un transbordador espacial, de aquí a 10 años tomarán el mundo, yo en lugar de japones voy a aprender chino!!!

  6. Si llevamos al chino a la calle Andamana se muere de la impresión. Eso sí, cuando vea la calle la Naval con todas las tiendas con carteles totalmente en chino se sentirá como en casa.
    Y tu inglés hablado apesta chaval.

  7. Nunca he escuchado a bleuge hablar ingles… pero frances… bufff cuando te susurra en frances al oido… bufff. Cariñoooo! te necesito!!!

  8. Amiguitos de bleuge sostienen que en Andamana no hay crimen ni problemas y que la gente tapia las puertas y ventanas de sus casas con bloques unicamente porque así es más cómodo y se limpian menos cristales.

Comentarios cerrados.