Lieveheersbeestjes – Mariquita

Lieveheersbeestjes  - Mariquita

Lieveheersbeestjes – Mariquita, originally uploaded by sulaco_rm.

Cuando vas paseando por Amsterdam o por cualquier otra ciudad holandesa igual te fijas que en algunos lugares hay una mariquita en el suelo como la de la foto. En Holandés a este animal se le llama lieveheersbeestjes y espero que después de ver ese palabrón comprendáis la razón por la que llevo tanto tiempo con el idioma atravesado. Esas mariquitas a veces están en los andenes de alguna estación de tren, o en el vestíbulo de la estación de autobuses, o en una plaza o jardín. Tienen una razón muy específica y es la de recordarnos la violencia sin sentido. Las pone en esos lugares el Landelijke Stichting Tegen Zinloos Geweld, una organización creada para concienciarnos y combatir la violencia y particularmente esos actos sin sentido que suceden todos los días a nuestro alrededor. Puede ser un crimen como el cometido por un niño de quince años la semana pasada, el cual mató a otro chico de su edad por una rencilla por culpa de una chica de la que dos estaban enamorados, puede ser un sub-humano que se mete con otra persona por su color o su religión, por su aspecto físico o por alguna deficiencia, o por tu preferencia sexual.

La violencia sin sentido puede provenir de un intolerante religioso, por ejemplo católico, que grita a una persona que se dirige POR SU LIBRE VOLUNTAD y LEGALMENTE a ejercitar un derecho reconocido por las leyes del país como puede ser el aborto. O de otro intolerante religioso, un musulmán que se niega a que le atienda una mujer en un establecimiento. Puede ser algo tan simple como el tratar mal a un cliente por no gustarte su aspecto o porque va de la mano de otra persona del mismo sexo.

Frente a este tipo de violencia tenemos que actuar todos, unidos y rechazarla. El símbolo del lieveheersbeestjes está ahí para recordarnos que hay que hacer frente a esas personas, hay que encararlas y recriminarles su actitud. En pleno siglo XXI las religiones se han vuelto aún mas intolerantes y radicales y quizás deberíamos poner una de estas baldosas a la entrada de cada iglesia, mezquita, sinagoga o templo para que la gente sepa que los que están allí dentro practican de una forma consciente la violencia sin sentido, hablan de tolerancia, de perdón, de misericordia pero ellos no perdonan, no toleran ni tienen compasión alguna con aquellos que no comparten su visión de la vida e intentan por todos los medios imponérsela a los demás.

En los Países Bajos, cuando sucede un acto de violencia sin sentido, casi siempre hay al menos una persona que da un paso al frente y convoca una marcha en silencio para protestar y reivindicar nuestro derecho a vivir en un mundo libre y sin violencia. Esas marchas son muy concurridas, no tienen carácter político o religioso alguno o al menos no deberían tenerlo. En Urk, la pequeña ciudad en la que un adolescente asesinó a otro la semana pasada, la marcha la organizó el mejor amigo del asesinado, para expresar su indignación, su dolor, su rabia por una muerte injusta, por un crimen absurdo y que no debería haber sucedido jamás. En una región con menos de veinte mil habitantes hubo cuatro mil personas caminando en silencio por las calles del pueblo, mientras otros miles de personas veían pasar la marcha. El silencio a veces puede ser un arma poderosa para gritar nuestra rabia.

Si alguna veis presenciáis un acto de violencia sin sentido, recordad esa mariquita y haced lo que esté en vuestra mano para que algo así no vuelva a repetirse.

3 opiniones en “Lieveheersbeestjes – Mariquita”

  1. Tienes toda la razón. Cada vez entiendo menos a la Humanidad y menos me gusta pertenecer a ella. De hecho, me borro de la humanidad.

Comentarios cerrados.