Lion

LionComo estamos en el mes de la ceremonia de los Oscars, las distribuidoras se están apresurando a estrenar las películas que tienen nominaciones porque saben que ahora pueden usar ese gancho pero una vez no ganen, la oportunidad habrá caducado. Con seis nominaciones y producida por los hermanos más mafiosos del cine norteamericano y que se han especializado en hacer películas para acaparar premios llega Lion la cual se estrenó en España hace dos semanas con el mismo título.

Un julay busca la manera de regresar a Vecindario capital de Mordor a encontrar a su familia

Un chaval hindú probablemente de una casta miserable de esas se las da de chulo y haciéndose pasar por más adulto de lo que es obliga a su hermano a llevarlo con él un día que sale a trabajar y se pierde. El chiquillo está varios días en un tren hasta que acaba en el otro lado de la India, sin entender el idioma que hablan y bien jodido. Tras mucha desgracia y cosa mala una pareja australiana lo adopta, le dan de todo y el puto desagradecido ya de mayor se emperra en encontrar a su madre y a su hermano.

Cuando veía el trailer de la película predominaban las imágenes con Dev Patel, actor que me parece muy bueno y de alguna manera esperaba que esta fuera su película. Resultó que no, que de las dos horas, perdemos prácticamente la primera con la historia del niño, de como se perdió, de su periplo en el tren, en la ciudad, como lo atrapan y como lo adoptan. Será muy bonito y todo lo que tu quieras pero esos cincuenta minutos a mi no me gustaron, son ordinarios y vulgares, no tienen nada especial y todo lo que vemos en ellos se podría haber concentrado en cinco minutos y ahorrarnos el masque. Cuando aparece Dev Patel es cuando comienza realmente la película que yo quería ver, la de un chico que quiere recuperar los lazos con su familia original y a los que recuerda muy malamente. Esa historia, esa segunda parte, es muy buena, particularmente porque el actor es excelente. Hay drama, hay tensión, hay esperanza y hay una historia muy hermosa, que aunque nos hace olvidar completamente la morralla inicial que solo sirvió para sumar minutos, en mi caso hizo perder a la peli varios puntos. Fracasaron en el intento de hacerme llorar, toda la parte inicial, con el chiquillo que no sabe actuar, me la traía al fresco y en la segunda parte, el encuentro con su familia, cuando sucede, más bien me agobió y e hizo renovar mi voto de que jamás de los jamases iré de vacaciones a la India. Esa gente no conoce el concepto de la distancia personal.

No puedo concebir un escenario en el que uno o varios miembros del Clan de los Orcos van al cine a ver esto, ni aunque les regalen las entradas. Eso sí, los sub-intelectuales con GafaPasta seguro que no se la perderán y es más que probable que hasta saboreen la hora baldía de prólogo.

07/10

Una respuesta a “Lion”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *