Llegando a las colinas de Chocolate

Llegando a las colinas de Chocolate

Lo último que vamos a ver de Bohol es otra tanda de fotos muy similares. Junto con el tarsero filipino, la visita a la isla es para admirar las Colinas de Chocolate, más de mil conos de tamaño similar recubiertos de hierba verde y el nombre de chocolate es porque en la temporada seca esa hierba se seca y le da el aspecto marrón que inspiró el nombre. Estas colinas son únicas en las Filipinas, tienen todo tipo de leyendas sobre su origen, con dioses de por medio y los filipinos quieren que las incluyan en la lista de la Unesco que cubre el Patrimonio de la Humanidad, salvo truscoluña, que no es nación ni parte de la Unión Europea.

Una respuesta a “Llegando a las colinas de Chocolate”

  1. Parece mentira lo que cambia una palabra por una letra, como si a “cono” le pones una simple rayita encima de la n… es que eso fue lo que yo leí esperanzado… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *