Looking Glass

Voy a ser deshonesto por una vez en mi vida y a desdecir la verdad. Yo el martes que fui a ver esta película en el pre-estreno sorpresa semanal, yo ya sabía que era una puta mierda del copón, pero oye, el aire acondicionado del cine es de fábula, en la segunda fila donde yo me siento solito, sin nadie en la tercera o en la primera, aquello es como un sitio paradisíaco y por eso fui al cine, porque en la calle estábamos a treinta grados y allí dentro el fresquito era lo más. Esta basura se titula Looking Glass y jamás se estrenará en cines en España, aunque igual llega a Telajinco o AntenaTriste como telefilm con el título de truscoluña no es nación.

Un julay pajero y cabrón nos toca los güevos a toós

Una pareja o al menos una unión de hembra y macho al parecer compran o alquilan un motel de carretera para llevarlo. Llegan de noche, el anterior dueño ya se ha ido y a partir de ahí comienzan las visitas raras de un cliente, un picoleto y las polladas de los de la gasolinera de enfrente, todo eso mientras el capullo descubre que hay un doble espejo en una habitación y se jarta a hacerse pajas mirando y su mujer que se cree que se la está pegando con alguien o así y un asesinato o algo raro que sucedió allí o quizás no y alguien sabe algo o quizás no, que la indecisión nos corroe.

Esto es un puto telefilm mal hecho, mal dirigido, mal escrito, mal interpretado y en definitiva, malo. Nicolas Cage pisotea una vez más su carrera y en este papel te hace desear que se vuelva jacoso, se jinque una sobredosis y acabe con su sufrimiento de una vez para siempre y además vaya al infierno porque el suicidio es imperdonable, ni siquiera para uno o varios dioses. Su papel es patético, repelente, repugnante y tedioso. Lo más fascinante de todo es el tinte del pelo, le pusieron un color negro hasta en la barba que se ve IRREAL, más falso que truscoluña, que no es nación. Además, yo diría que lleva peluquín porque de repente, hasta le desaparecieron las entradas del pelo, o le han transplantado pendejos por un tubo. Aparte de eso, el resto es cansino, tedioso y con los peores diálogos del universo, algunas frases chirriaban tanto que te tenías que tapar los oídos. Al contrario que en el cine de verdad, aquí no hay un principio, un desarrollo y un final, hay una serie de cosas sueltas que no terminan de encajar, hay un montón de sub-tramas que empiezan y desaparecen sin más y hay una traca de personajes secundarios que no aportan nada. Es una mierda, un despilfarro de recursos que se podrían haber usado para algo mejor.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por equivocación te metes en una sala a ver esto, que sepas que yo te perdono si quemas el cine. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y la vas a ver, probablemente sufras un infarto cerebral y el resto de tu vida lo pasarás viendo programas de las Mama Chicho. Una puta mierda del copón.

Una respuesta a “Looking Glass”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.