Los otros

Hace un par de semanas, salgo de mi casa como siempre para ir a trabajar a lomos de mi bici, vuelo hacia la estación y llego allí con diez minutos de tiempo. Mientras esperaba a que el tren que nos tiene que desplazar a Hilversum entrara en la estación me fijo en una chica que estaba en el andén y descubrí asombrado que era una pobre. La muy desgraciada tenía un teléfono androide de esos, de los que usan los pobres y los cejijuntos que son programadores. Nunca antes había visto una cosa tan horrible. Yo ya me protejo lo suficiente y en mi entorno solo hay BB, iPhones y Windows 7. La cosa que tenía aquella chama solo se puede explicar con la palabra zapatófono. Aquella cosa era enorme, poco menos que como los tablones que recibió Moisés de su jefe un día que no estaba por la labor de tocar niños. La desgraciada usaba LAS DOS MANOS para manejarlo porque con una no podía de lo grande que era y obviamente, no podía llegar de un extremo de la pantalla al otro usando una mano, algo que en cualquier teléfono bien diseñado sí se puede hacer. El teléfono era de la marca de la compañía del país de los cabezudos coreanos de mierda famosa por su capacidad para copiar y su incapacidad para innovar, algo que visto aquel mamotreto queda bien claro. Fijándome en aquella pobre, para la que mi corazón partío tiene toda la piedad del universo y hasta más ?? noté que para hacer las cosas más básicas tenía que dar un montón de rodeos y pulsar una cantidad anormal de veces. Algo tan sencillo como enviar un mensaje parecía una operación mística en aquella cosa tan fea.

Ya en el interior del tren y por una casualidad seguramente nada casual, la del android estaba en la misma zona que yo del tren y se saca de la chaqueta unos auriculares blancos de iPhone o iPod para ponérselos al zapatófono y escuchar música de WANNABE con el teléfono escondido pero dando a entender que es un iPhone por los auriculares. Por supuesto el teléfono lo metía en el bolso porque aquello no entra en un bolsillo de cualquier ser humano que no juegue en la NBA y mida más de dos metros. La pobre seguramente no sabe que los seres obviamente superiores que tienen un iPod o un iPhone lo primero que hacen al abrir la caja y sacar el producto es tirar los auriculares y comprarse unos buenos, ya sean bluetooth o con supresión de ruido pero nunca usan los blancos de cortesía que vienen con el aparato.

En mi visión simple del universo, estamos nosotros, los que tenemos al menos un dispositivo iOS en nuestra vida y después están los otros, los del más allá, ese en el que el usuario, o sea, tú, es lo único que no se tiene en cuenta ?? 

16 opiniones en “Los otros”

  1. Pues yo tengo un viejo Nokia, pero es pequeño, mi hija Coralie me ha regalado varios teléfonos, pero me niego a hacer un nuevo curso para aprender a manejarlos, por muy modernos que sean, así que están en el “banquillo” de reservas por si algún día el Nokia se muere…
    Para mi un teléfono es un cacharro que sirve para recibir llamadas y SMS, y enviarlas, que no pese, y que la batería dure mucho, todo lo demás me sobra…
    Salud

  2. Pueeee… yo también soy el afortunado poseedor de otro móvil de los coreanos cabezones desde hace un mes y tengo que reconocer que me tiene tan sorprendido como contento. Mas grande que el móvil anterior, pero me cabe perfectamente en el bolsillo. El aprendizaje fue facilísimo y el uso es por el estilo. No sé si fuiste a dar con la usuaria mas cortita del universo, pero se hace de todo con el pulgar y escribir un mensaje son dos pulsaciones y dictárselo o una y escribirlo. La calculadora, cámara o grabadora de sonidos, con un dedo voy más que sobrado. La Wifi va bien, internet sin problemas, el GPS hasta funciona, del Android Market me bajo lo que quiera, el diseño no es espectacular pero tampoco es una patata, ¿qué mas le puedo pedir por nueve euros que costó? Ganas tenía de probar algo con iOS para ver las diferencias, pero para el uso que le doy y cómo lo trato con éste voy más que servidísimo.

  3. Hala, toma castaña, qué bestia soy contando pulsaciones. Los mensajes desde la pantalla principal son cuatro pulsaciones si lo dictas o tres si lo escribes.

  4. iOS es elegancia allí donde el droide es ordinariez.
    La chica no podía usar una mano porque el teléfono era tan grande que no lo podía sujetar con una y al mismo tiempo usar el pulgar para hacer las cosas. Usabilidad = 0, Elegancia = -5, Intuitivo = 2, pero seguro que ella está contenta con los auriculares del iPod o del iPhone y lo que farda cuando la gente no ve a lo que los conecta.

    Un colega en mi oficina me enseñó hoy otro zapatófono y me dijo que tiene una funda especial enganchada al cinturón para transportarlo porque definitivamente no le entra en el bolsillo. Para desbloquearlo ha de hacer una cosa super-rara ya que al parecer, el SLIDE TO UNLOCK está patentado por Apple …

    Mi colega está super-emocinado porque juega al Angry Birds. El día que llegue al droide el Temple Run se corre de gusto, si es que llega … igual que el Harbor Master …

  5. Yo ya no discuto con nadie en cuestion de moviles, o los tienes o no los tienes. Asi de simple. Y luego cuando los tienen te vienen con una emocion como los que descubrieron el agua caliente. Ya he visto a mas de uno que me dice que no usa los moviles porque no quiere cacharros y luego un buen dia pasan hacia el otro lado y son los que mas cacharros terminan teniendo. Besitos.

  6. Waiting, es una pena que no me puedas contar lo que pienses cuando llegues a los 70…jajajaja
    Yo no estaré disponible ya…jajaja
    Seguro que no estarías muy lejos de mi forma de ver las cosas…jajaja
    Bueno, claro, también está el inevitable gap de la diferencia de sexo…jajaja
    Besos y salud

  7. Waiting, méate. Hoy salió World of Goo para el androide. A esto jugábamos nosotros hace una vida y media. Mismamente el cuasi-expresidente ZaPatazos se llevaba a las Orcas Góticas en sus galas por América como la Pantoja con Pakirrín. Yo creo que ya hasta lo desinstalé de puro tedio, con la de juegos buenos que hay hoy en día …

  8. Personalmente ahora estoy bastante enganchada al plantas contra zombies y a uno de los pitufos (pero este es por culpa de mi enano, que me monta cada una en la aldea que tengo que hacer de alcaldesa a la de ya) jeje… no se si son buenos juegos o no, pero yo me lo paso pipa en los viajes. A veces encuentras un juego viejo, con gráficos de mala calidad, y sin mucho mérito técnico, pero te entretiene, y eso es lo que cuenta.

  9. Genin, ya se vera, que por los vientos que soplan aqui viviremos hasta los 150 todos jejeje. Yo no discuto nada de los moviles contigo, tu eres mi pana bloggero venezolano asi que eso se respeta 🙂
    De todas formas creo que si Sulaco sigue vivo cuando yo tenga 70 y sigue siendo mi pana, pues estara obligado a mandarme lo ultimo de lo ultimo de regalo en formas de comunicacion. Sino es que ni le llamare. Besitos.

  10. World of Goo, jaja, con lo bueno que esta, pero yo tambien me aburri creo que alcance el nivel mas alto y todo.
    Besitos.

  11. Por cierto, cuidado a los usuarios de iPhones. Si lo metéis en el bolsillo podéis acabar con los huevos fritos:

    Noticia

    A mi estas cosas de trastos con baterías que revientan cada día me dan más miedo, y si le suceden a las baterías originales, qué no le pasará a esas baterías clónicas que compran la gente a chinos desconocidos por eBay…

  12. Jc, Tarjeta amarilla por poner un enlace de la manera no aproBada por el Sanedrín del iOS.

    Con los cientos de millones de dispositivos de la manzana que hay en circulación, uno que arde debe tener una probabilidad cincuenta veces inferior a la de morir atropellado o que se estampe el tren que uso dos veces al día. Y sigo usando el tren y la bici ….

    No creo que se le pueda cambiar la batería fácilmente. Por lo que he leído, usan tornillos con una forma rara para evitar que la gente lo haga.

    Waiting … ¿te imaginas que hubiésemos tenido que esperar hasta el 2013 o el 2014 para jugar al World of Goo solo porque somos tan rácanos como para no comprarnos un iPhone, un iPod o un iPad?

  13. Sorry, puse el enlace normal porque vi que medía menos que el ancho de las entradas, pero bueno, pal siguiente lo pongo como siempre.

  14. Gracias por avisar. La culpa es de la mierda de Dell de mi trabajo, que elige el idioma arbitrariamente y cuando escribí eso estaba con el holandés y me marcaba todas las palabras como mal escritas.

    Sobre lo otro, estoy a dos pasos y medio de la nacionalidad cabeza-quesiquil.

Comentarios cerrados.