Los previos de la matanza

Mañana será el día de las ejecuciones, algo que como siempre, se les escapa a los que organizan la matanza porque todavía no saben que un secreto, cuando es conocido por dos personas, es más bien dominio público y una de ellas traicionará a la otra. Como siempre, con gran placer les hemos llenado el camino de obstáculos y pequeños disgustos de esos que te dejan un regusto a vómito en la boca y según vaya pasando el día se los irán encontrando.

Para el evento, como siempre, hay una logística sofisticada que ya está operativa para que cada uno de los despidos sea conocido por toda la empresa en el menor tiempo posible, tanto en las cuatro plantas del edificio en Holanda como en otros países. En el pasado, la información se transmite en los primeros treinta segundos, cuando la persona acaba de ser informada y nuestra red es tan perfecta que hasta los vicepresidentes vienen a preguntarme por los datos más actualizados, ya que a ellos los informan cuando todo ha acabado. Mi jefillo, que es un cagón, seguro que ya tiene en su casa los pañales junto a la ropa que se pondrá porque lleva muy mal estos temas. En mi quiniela, de las cuatro bajas que tendremos, yo he apostado por tres portadoras de potorro por aquello de la igualdad y del espíritu unisex tan grande que hay en la empresa, solo que en la versión amarilla, la igualdad pasa por eliminarlas a ellas y homogeneizar el entorno laboral. Dos de las portadoras serán botadas con una certeza absoluta y la tercera provoca dudas del resto de mis colegas porque dicen que hace un año tuvo un cáncer. Yo repito incansablemente que la directora de Recursos inHumanos se pasa eso por los bajos y que hará lo que le pide su cuerpo, que es eliminar la competencia para ser la única reina en el curro. En cualquier caso, la proporción de seres humanos que no pueden mear de pie en nuestra empresa va a quedar en un porcentaje de un dígito y en al menos dos de las plantas, se limitará a una portadora de potorro con derecho a usar dos baños reservados para las portadoras, con lo que mañana mismo comienzo la campaña para que los baños se puedan usar por todos sin distinción #YOTAMBIENMEO

3 respuesta a “Los previos de la matanza”

  1. Virtu, Ya, yo tengo dos hijas, que lo sepáis, pero con el artilugio es comodísimo, y no necesitas paciencia, la cosa va tipo hombre, y es muy simple, como nosotros… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.