Los siete magníficos – The Magnificent Seven

The Magnificent SevenEsto no lo debería ni tener que decir porque es un perogrullo pero aquí, en el mejor blog sin premios en castellano, todos sabemos de pé a pá que la película Seven Samurai fue la semilla que después se procesó y adaptó al gusto gringo y universal creando un clásico que ahora, alguien ha decidido que había que repetir porque los guionistas actuales están más enganchados que Virtuditas al CaraCuloLibro y no son capaces de crear historias originales. Y por eso, volvemos a ver en los cines The Magnificent Seven la cual se estrena este fin de semana en España con el título de siempre, el de Los siete magníficos.

Unos julays montan un pitote en una barriada de Mordor contra el primo-hermano del Güaca

Un poblacho junto a una mina de oro es acosado por el dueño de la misma para echarlos y exprimir el terreno al máximo. Para evitarlo, contratan a siete criminales, malajes, personas de dudosa honorabilidad y ellos, junto con la gente del poblacho, organizarán la madre de todas las batallas en la calle principal y aledaños para darle candela de la peor al hijoputa que les está haciendo la puñeta.

La verdad que gracias a mi memoria de pescado de acuario, yo puedo reconocer y reconozco que no me acuerdo de mucho del clásico del oeste. Tengo claro que lo he visto y que me gustó un montón en su día cuando me lo pegué, seguramente en una sesión de cine de tarde de sábado por la telelevisión pública cuando no existían las privadas. Lo que sí que tengo grabado a fuego es que aquella, la primera que se hizo en el oeste gringo, no solo tenía una banda sonora épica, además estaba mucho mejor ensamblada. Ahora, las historias personales de cada uno de ellos y de como llegan a crear el grupo no interesan demasiado, son obstáculos para el desarrollo de la historia y la ejecución de la batalla es demasiado sangrienta, demasiado gore, tan brutal que en muchos momentos te saca de la historia con el único objetivo de asquearte. Da igual que Denzel Washington esté muy bien y que Chris Pratt abuse de su vena cómica para salvar muchos momentos, al final los nuevos ingredientes y la nueva receta no terminan de asombrar a los espectadores. Está bien, es espectacular y se ve que ahora tenemos una tecnología increíble, con unos movimientos de cámara junto a los caballos, frente a los caballos o alrededor de los caballos increíble. La cámara parece danzar en los grandes campos abiertos, vuela y regresa a tierra como quiere pero pese a eso, hay algo que falta, el espíritu no es el mismo. En particular y entre todos los actores, creo que Ethan Hawke está demasiado descolgado del relato, es como si estuviese allí por el cheque. El asiático no mola nada tampoco.

Puede gustar tanto a los miembros del Clan de los Orcos como a algunos sub-intelectuales con GafaPasta. Es una buena película de acción a la que quizás le sobran unos cientos de litros de sangre y vísceras. Vale la pena para verla una tarde que quieras relajarte en casa o incluso para ir al cine dadas las grandes carencias de la cartelera actual. Definitivamente, la podrían haber hecho mucho mejor.

07/10

3 opiniones en “Los siete magníficos – The Magnificent Seven”

  1. Paso. La semana pasada me pusieron el trailer en el cine, y ya no me dijo nada de nada, y si eso pasa con el anuncio, no me quiero imaginar la película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *