Los viajes del 2012

No estoy muy seguro y es posible que me equivoque pero creo que esta es la tercera vez que hago un repaso de mis viajes para el año que acabamos de cerrar. Estoy seguro de haberlo hecho en el 2011 y en el 2010 pero creo que en años anteriores simplemente formaba parte de algún otro resumen. Como soy un coleccionista compulsivo de datos que documentan mi vida, allá por el año 2008 empecé a guardar la información relativa a mis viajes en avión y así hoy puedo confirmar y confirmo que durante ese año volé dieciocho veces y recorrí 46982 kilómetros en avión. El viaje más lejano en esa ocasión fue a Nueva York con mis padres. En el 2009 volé 21 veces y recorrí 50458 kilómetros de los que una gran parte fueron para ir hasta Kuala Lumpur, en Malasia. En el 2010 fueron 31 vuelos y 65890 kilómetros siendo el salto más largo el que me llevó hasta Hong Kong. En el 2011 fueron 29 veces las que me monté en un avión e hice 53504 kilómetros de los que una parte considerable fueron los necesarios para llegar a Bangkok. Y hasta ahí llega la historia de años anteriores. El gráfico con los aeropuertos y países por los que he pasado en el 2012 y los complicados trayectos es el siguiente:

Mapa visual de viajes 2012

El punto de partida fue en Málaga, el uno de enero y todo ese meneo acabó en Gran Canaria el 22 de diciembre. Pasé por diez países y estuve en dieciocho aeropuertos y sigo considerando el de Amsterdam Schiphol como el mejor de todos. Este año tomé treinta y un aviones y recorrí 69325 kilómetros con ellos. Amsterdam Schiphol (AMS) fue mi punto de conexión favorito seguido por Eindhoven (EIN). El aeropuerto de Kuala Lumpur (KUL) sirvió de pasarela hacia Vietnam.

La aerolínea de la que más abusé fue Ryanair con 7 vuelos. En la siguiente tarta tenemos las diez compañías con las que me monté y su trocito dependiendo del número de saltos:

Porcentaje de vuelos por aerolínea

KLM quedó en segunda posición con cinco vuelos y Malaysia Airlines en tercero con cuatro. Si hablamos de kilómetros, entonces la tarta tiene un aspecto completamente distinto:

Porcentaje de kilómetros volados por aerolínea

Aquí se ve el dominio abrumador de Malaysia Airlines gracias a la distancia enorme que hay entre Amsterdam y Kuala Lumpur. En segunda posición en cuanto a kilómetros quedó Ryanair, compañía que pese a las campañas de desprestigio a las que la someten habitualmente en la prensa, sigue siendo la única que nos permite viajar sin acabar con un agujero en los bolsillos.

Una última gráfica que puedo sacar de mi lista es la frecuencia en la que los vuelos estuvieron repartidos a lo largo de todo el año. Salvo por febrero y julio, el resto de meses siempre volé:

Meses que volé y la frecuencia

Aunque procuro documentarlos, no siempre lo consigo o no termino aquello que he empezado pero más o menos hay constancia en la bitácora de todo este trajineo, el cual supone también una cantidad significativa de las anotaciones diarias de ésta la mejor bitácora sin premios en castellano. En enero fue La primera etapa del retorno a casa y La segunda etapa del retorno a casa. En marzo pasé por Gran Canaria y quedó constancia en Ida y vuelta a Gran Canaria. En abril salté a Hanoi pasando por Kuala Lumpur y de ese viaje enorme hay un relato gigantesco y que no he conseguido acabar que comenzó en El salto a Hanoi. Una de mis resoluciones para este año es terminar de contar el viaje ya que dentro de cincuenta años me gustaría volver a leerlo y no sé si mi memoria elefantiásica aguantará tanto tiempo. El mes de mayo lo pasé mayormente por Vietnam y en la historia que comienza en abril se puede seguir ya que todas las anotaciones están enlazadas. En junio estuve en Gran Canaria y en Londres. Del primer viaje se dijo algo en Ir y volver a Gran Canaria y del segundo hubo un mini-relato que comenzó en Yendo a Londres de fin de semana y por culpa del cual creo que perdí el ritmo en la historia de Vietnam. En agosto regresé por tercera vez a Gran Canaria para ir a que me cortaran el pelo (entre otras cosas) y claro, una cosa lleva a la otra y tuvimos Otra ida y vuelta a Gran Canaria. En septiembre me encontré con mis tíos en Budapest para una pequeña escapada de fin de semana y esto lo apunté en Camino de Budapest. En octubre tuve Un salto a Gran Canaria algo complicado y Un regreso primerizo y pionero. En noviembre estuve en Lisboa y en Estambul, en ambos extremos del continente europeo. Del primer viaje hay un pequeño relato que comienza en Viajando a Lisboa y comiendo pasteles de Belén y la visita anual a mi amigo otomano con pasaporte neerlandés quedó resumida en Visitando otra vez al Turco. En diciembre tuve otra pequeña escapada de fin de semana a Roma, viaje que también está pendiente de relato y que espero finiquitar bien pronto y del que os puedo adelantar que quería ir a los Museos Vaticanos y a la Galeria Borghese y conseguí ambos objetivos. Del regreso a las Canarias navideño quedó constancia en Sólo se me ocurre a mí pasar por Barajas.

Un año muy completo, en el que me enamoré de Vietnam, caminé por Roma, Lisboa, Estambul, Budapest o Londres y aproveché al máximo el tener buena salud y conseguir ofertas escandalosas para viajar ya que si hay un deporte que practico con asiduidad en mi casa en lugar de ver la tele es el de rastrear todas las aerolíneas a la caza de ofertas baratas y conseguir chollos como un viaje de ida y vuelta a Roma por 39 leuros.

Crucemos los dedos y a esperar que la crisis no acabe con la racha y que en el 2013 pueda seguir viajando. Por ahora, al menos una visita a Málaga ya está asegurada y ya estoy buscando algún lugar para visitar en febrero.

Una respuesta a “Los viajes del 2012”

Comentarios cerrados.