Los viajes del 2017

Llegamos a la octava edición del resumen más fascinante de los que hago porque es ese en el que me recuerdo a mi mismo que mientras se pueda hay que viajar y descubrir el universo desconocido y salvo por truscoluña y la India, no hay muchos más límites. Sin tener CaraCuloLibro, hay muy pocos seres humanos o inhumanos que puedan decir que informan anualmente de sus viajes como hago yo mismo en el absolutamente mejor blog sin premios en castellano y el histórico comienza en el 2010 y continúa en los años 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016.

En el 2017 no batí mi récord personal de kilómetros pero aún así hice una buena cantidad de kilómetros por el aire, concretamente sesenta y dos mil seiscientos setenta y uno distribuidos en veintiocho vuelos, cifra inferior a los años anteriores porque hice menos saltos en la primavera y el otoño.

Mapa visual de viajes

La mejor manera de acercarse a los números es con un gráfico y el anterior arranca en el aeropuerto de Gran Canaria (LPA) y acaba en el mismo y me lleva por siete países, con Schiphol (AMS) en el núcleo de mis viajes y Gran Canaria (LPA) como el segundo lugar por el que más pasé. El aeropuerto de Eindhoven (EIN) empata con el de Rotterdam (RTM), uno al que no iba desde hacía años y que este año sirvió para regresar de Italia, país al que en dos de las tres ocasiones fui por Eindhoven (EIN), combinación exótica y que te ahorra como cien leuros por viaje. El aeropuerto de Lisboa (LIS) me sirvió para regresar a Gran Canaria (LPA) en Navidad y en las Filipinas pasé por cuatro aeropuertos.

Porcentaje de vuelos por aerolínea

Por segundo año consecutivo, la compañía con la que realicé más vuelos fue Transavia y en esta ocasión fueron seis vuelos. Le siguieron, con cuatro viajes cada una, Emirates, Ryanair y Vueling. La tarta anterior quedó bastante uniforme y con muchos trozos del mismo tamaño.

Porcentaje de kilómetros recorridos por aerolínea

Si en lugar de mirar el número de vuelos contamos los kilómetros, la ganadora absoluta fue Emirates con el viaje a Cebú y el regreso desde Manila. Fueron en total veinticuatro mil seiscientos veintiún kilómetros. En segundo lugar quedó Transavia con nueve mil trescientos ochenta y siete kilómetros y el tercer puesto se lo llemó Vueling con ocho mil novecientos sesenta y dos.

Cantidad de vuelos por mes

Hubo cuatro meses en los que no volé en avión y en los que si lo hice, salvo por noviembre en donde hubo únicamente un vuelo y diciembre con cinco, siempre fueron cantidades pares. Este meneo me sirvió para añadir anotaciones en la bitácora y los viajes quedaron registrados por aquí, comenzando con la Ida y vuelta a Gran Canaria por Navidad, seguimos con Otra visita a Málaga y alguna otra anotación que surgió de ese viaje, después vino La ida y vuelta a Gran Canaria de marzo y prácticamente durante todo el mes de mayo tuvimos un relato que comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones, le siguió La visita anual a los arrabales de Londres y una Escapada de fin de semana largo a Málaga, antes de La última visita a Gran Canaria y sus cosillas y después vinieron Regresando a Florencia y Otra visita a Pisa. Por pereza y falta de tiempo aún no he escrito nada sobre el viaje a Roma y a Lisboa y el regreso navideño a Gran Canaria con lo que ya tengo el mes de enero poco menos que perfilado claramente en mi tremendo cabezón.

Agitar sin descanso los números está bien pero al final, lo que queda en la mejor bitácora sin premios en castellano, que todos sabemos que es Distorsiones es que hay que seguir viajando, algo que repito y tripito a todos mis amigos. Este año ya sé que al final de enero volveré a Málaga y en Marzo pasaré por Gran Canaria y el resto está por definir.

4 opiniones en “Los viajes del 2017”

  1. Siempre me ha maravillado como tienes archivado hasta el mas minimo detalle, por millones que me pagaran, seria absolutamente incapaz de SABER hacerlo, te otorgo el Oscar al Merito Bloguero, por ello y muchos mas merecimientos… sobrados.
    He dicho 🙂
    Salud

  2. Genín, es que está fatal con el temita de las estadísticas, ya lo sabes. Se llama trastorno obsesivo compulsivo.

  3. Se llama HOJA DE CÁLCULO y me sirve para responder con precisión alemana a preguntas y para no perder el norte de los sitios a los que he ido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.