Love and Honor

Love and HonorUna película que se supone que es un drama, un romance y una bélica, tiene toda mi atención desde el comienzo ya que son tres géneros que me entretienen. Si además pones a gente que me interesan y a los que he visto en otras películas que me han gustado y el trailer es resultón, no te puede extrañar que cuando se estrene yo procure ir a verla. Hace ya más de un mes que fui a Love and Honor y todavía tengo muy buen recuerdo de la misma. Por desgracia para vosotros, no tiene fecha de estreno en España y como yo lo veo, la única posibilidad que tiene es que algún distribuidor la coloque junto a la segunda parte de los juegos del Hambre por aquello de aprovechar el tirón de uno de sus protagonistas, aunque ese movimiento acarreará que solo vayan mujeres a verla.

Un julay vuelve a casa a visitar a su novia en un permiso y se encuentra que es más puta que la gallina turuleta mientras su amigote se encoña de una pava local

Un chamo enamorado hasta las trancas decide regresar a Estados Unidos desde Vietnam para una visita rápida a su novia. Allí descubre que mientras él lucha por el país, ella se ha hecho hippie, hay un maromo que la ronda y como que pasa de todo. Mientras él intenta enderezar su relación, su mejor amigo se encoña de una piba que también está con los hippies y ambos acaban acusados de desertores por culpa de un bocazas comemielda que en España seguro que acaba en la política.

La película tiene dos escenarios muy distintos. Por un lado está Vietnam, con su guerra y por el otro la casa y la ciudad de los hippies. Las escenas de guerra son fabulosas y de alguna manera logran capturar la camaradería y la amistad que surge entre gente en situaciones límite. Cada flashback, cada regreso a la guerra es una pequeña historia incrustada en la principal y complementándola para hacernos comprender los motivos y las razones de los dos chavales. En el universo de los hippies tenemos los porreros habituales, los gandules profesionales y los que realmente creen que con sus actos van a cambiar la historia y salvar el mundo. La relación entre Liam Hemsworth y Austin Stowell funciona muy bien y es un bromance fabuloso. Teresa Palmer está fantástica como la hippie periodista que se ve traicionada por un colega que al parecer actúa despechado y que se enamora sin poder evitarlo de alguien que representa justo lo que ella combate. La más floja es Aimee Teegarden que parece un poco desbordada y despistada. Si la veis en versión original, la voz de Liam Hemsworth es fascinante, tiene un tono duro y como con eco que resalta en todas las películas que hace y que no le pega a la cara de bonachón que lo acompaña. No me importa reconocer que me lo pasé bien, que me resultó muy entretenida y me sirvió para recuperarme del pallufo que había visto un rato antes y del que hablé esta mañana.

En resumen, que es una lástima que no se estrene en España porque es perfecta para llevar a la chama al cine con algunas parejitas del Clan de los Orcos y así airearlas un poco. Dudo que sea el tipo de cine de los subintelectuales de GafaPasta, o al menos, no el que reconocen abiertamente que van a ver aunque no me extrañaría que lo hagan a escondidas. Si tienes la oportunidad, vete a verla. Es entretenimiento con un toque de cinismo y concienciación social.

Una respuesta a “Love and Honor”

Comentarios cerrados.