Lovelace

LovelaceHasta el más lolailo de los puritanos seguro que al escuchar “garganta profunda” en lo primero que piensa es en la chama tragapollas y no en el rollo aquel aburridísimo con un presidente americano que parecía tener demasiada sangre latina. La película porno Garganta profunda consiguió cruzar la barrera que separa a ese género y convertirse en un evento mediático mundial, marcando un antes y un después y su protagonista logró una fama increíble. En la película Lovelace cuentan una de las versiones de la vida de esa mujer. Creo que no tiene fecha de estreno en España y es más que probable que jamás llegue a los cines del país.

Una julay sorbepenes es más sosa que una monja de clausura

Esto es una especie de relato biográfico de los años en los que la conocida como Linda Lovelace rodó la película Garganta Profunda y se volvió instantáneamente famosa.

Me aburrí. Suena duro y asombroso y más si tenemos en cuenta que se supone que es una película que trata de cine porno y debería tenernos con nuestra atención enfocada en la pantalla pero es que lo poco que cuentan lo hacen mal y además, todos resaltan por sus patéticas interpretaciones. La primera que parece fuera de lugar es Amanda Seyfried, la cual no resulta creíble y es como un cáncer que quema la pantalla cuando aparece. Hay muchos momentos en los que deseé que alguien le arreara una hostia y la echaran del rodaje porque su presencia resulta molesta. Su voz, sus diálogos, sus gestos, sus ropas, todo lo relacionado con ella apesta. La misma reacción alérgica la tuve con James Franco en el peor papel de su carrera. En las ocasiones que aparecia en pantalla aproveché para revisar los mensajes y correos recibidos en mi teléfono móvil. También da pena que Sharon Stone haya acabado haciendo de Doña Rogelia. La historia está muy manipulada y no parece real y sencillamente, le sobran ochenta de los noventa y tres minutos que dura la peli. En algún momento llegué incluso a cabecear y dormirme en el cine, un síntoma claro de estar ante algo malo. La película falla a la hora de demostrar que el porno es malo, que el porno es bueno, que los maltratos son despreciables, que las putas son trabajadoras despreciadas y que los proxenetas no deberían existir. Tratan de tocar tantos temas interesantes y no logran captar la atención de los espectadores con ninguno. Triste que un tipo abuse de su esposa y el director consiga que te la traiga al fresco.

En fin, es cine de filmoteca y gracias a eso no hay un solo miembro del Clan de los Orcos que tenga que interesarse y los sub-intelectuales de GafaPasta seguro que descubren antes de caer atrapados en un cine que no vale la pena. Algo para olvidar y que pronto será olvidado.

Una respuesta a “Lovelace”

Comentarios cerrados.