Only Lovers Left Alive

Only Lovers Left AliveYo soy más simple que una bombilla de las de antes de la moda ecológica y cuando voy al cine, vuelvo a repetirlo por si no queda claro, quiero y busco entretenimiento, ver una película que me cuente una historia que me interese y con la que me lo pase bien. Parece un montón pero no lo es. El otro día mimrando lo que se estrenaba vo un título que no me sonaba de nada y efectivamente, es una historia que jamás de los jamases han puesto en los diez minutos de trailers que tenemos que sufrir tras los diez minutos de anuncios, o quizás la pusieron pero como yo aprovecho ese tiempo para practicar el italiano con el Duolingo en mi dispositivo mágico y maravilloso, igual no me enteré. Bueno, es una película de vampiros y como uno de los grandes expertos mundiales en el tema me sentí obligado a ir a verla y así llegué a Only Lovers Left Alive, película que al parecer no tiene fecha de estreno y es más que probable que no llegue a las salas de cine en España.

Una pareja de julays mascan al populacho con un puñado de sandeces

Un julay que parece más bien rarito resulta ser un vampiro bohemio que vive en Detroit. En Tánger hay una pava que resulta ser la esposa vampira del chamo y después de unos años separados, ella va a verlo. Cuando se juntan la verdad que no hacen mucho y hasta que llega la hermana vampira chiflada de ella la cosa aburre un montón. Cuando la hermana se va, la cosa vuelve a aburrir.

Resulta sospechoso que pongan en el multicine de los grandes éxitos una película de Jim Jarmusch, un director más bien de filmoteca y sub-intelectuales de GafaPasta. Resulta más sospechoso que teniendo cuatro multicines en Amsterdam con tropecientas pantallas, hayan optado por estrenar la película en una sola, como si ya se barruntaran que esto huele a pallufo hasta de lejos. La cosa es que al Jim Jarmusch le sale el ramalazo del artisteo y nos tortura con escenas eternas de los vampiros tirándose en la cama mientras sobreimpresos vemos tocadiscos girando. Cuando han pasado varios minutos y por fin alguien se decide a hablar, es para cagarla. Al juntar a los vampiros en Detroit la cosa no mejora demasiado y su vida es aburrida hasta niveles dolorosos. Son aún más tediosos porque no buscan gente para matar y sorberles la sangre sino que adquieren el líquido y se lo beben en vasitos de chupitos, algo curioso de ver la primera vez pero que al repetir, cansa. El único momento brillante de la película es cuando aparece Mia Wasikowska como la hermana chiflada y alocada de la vampiro y trata de darle algo de salsa a la película. Por desgracia el director la anuló y la sacó del guión muy pronto y regresamos al puro tedio. La protagonista es Tilda Swinton que aparece muy pero que muy estropeada y a la que deberían haberle puesto dos capas de yeso por lo menos para tapar las grietas. Junto a ella el patético Tom Hiddleston que no creo que sea consciente de lo mala que fue su actuación.

En fin, que es cine totalmente vetado para los miembros del Clan de los Orcos y seguramente escandalizará o aburrirá a los sub-intelectuales de GafaPasta que se acerquen a un cine a verla. Para el resto, algo para dejar pasar.

Una respuesta a “Only Lovers Left Alive”

Comentarios cerrados.