Luces rojas – Red Lights

Luces rojas - Red LightsCuando estuve en España hace un par de semanas, mirando la cartelera encontré un título extraño, una película de la que nunca había oído hablar, no había visto el trailer y que parecía americana. Después de coger aire me sumergí en IMDb y encontré que era una coproducción española americana y solo se había estrenado en el erial dejado por el expresidente ZaPatazos, el mismo que arruinó el país y lo devolvió a la Edad Media. En el mismo lugar descubrí que se estrenaría en los Países Bajos en noviembre del año 2012 o sea, más allá del futuro y como no me apetecía esperar, me tragué mi repeluz a las películas dobladas y aproveché mi carné de descuento super-mega-hiper especial para los multicines Yelmo que me permite pagar cuatro veces más de lo que pago de media en Holanda por ver una película y fui a ver Red Lights, la cual conocéis como Luces rojas y aunque por el título parece que va de putas en Amsterdam o en alguna Hamburgo, no es así.

Un julay más pasado que un queso azul es pitoniso como la Lola solo que con guita y más famoso y monta un par de galas para timar al populacho

Una especie de medium super-poderoso y al que la gente le cree poderes cuasi que para-anormales regresa después de un montón de años retirados para hacer unas galas. Una científica empeñada en demostrar que todo lo que tiene que ver con los para-anormales es mentira se empeña en desmontar el engaño ayudada por su asistente. Como hay un montón de dinero envuelto en el tema las cosas no son tan sencillas y ya sabéis que por la guita la gente hace de todo.

Odié desde el primer instante el doblaje. Ver a Robert De Niro y escuchar una voz que no es la suya es una aberración. No sé como lo toleráis. Yo no puedo regresar a España mientras el cine sea doblado y si me metiera en política, mi primera ley sería una para prohibir el doblaje y forzar a usar los subtítulos y al que no le guste, que se quede en su casa machacándose la polla con dos lajas. Por lo demás la historia es entretenida, está muy bien contada, mantiene la tensión y tiene un final fantástico. Robert De Niro hace el papel con el que cobra los cheques en los últimos cinco años ya que parece que se le terminó el jugo de actor y ahora se limita a dar lo que la gente quiere ver. Mucho más interesante resulta el fascinante Cillian Murphy, un tío que no sé como se las apaña para inquietar pero lo logra en cada papel en el que lo veo. Daría las uñas negras de los pies por ser amigo suyo, tiene que ser una persona super maquiavélica e interesante. A su lado está Sigourney Weaver, esa mujer que parece un rascacielos de lo alta que es y que sabe tanto de matar extraterrestres. Con un trío así y un guión escrito con algo de inteligencia era difícil equivocarse y la historia se desarrolla sin grandes sustos, de manera muy elegante. Por supuesto, como trata temas que no son exactamente científicos, no es el tipo de cine que gusta a todos pero si tienes un espíritu curioso y se te pone morcillona cuando alguien saca una Ouija o pone un vaso bocabajo sobre la mesa para comenzar una sesión de espiritismo, entonces esta es tú película.

Al caer entre géneros y no tener unos efectos especiales del copón es una de esas historias que igual no cuajan entre todos los miembros del Clan de los Orcos y lo más inteligente sería que cada cual vaya por su cuenta pero por lo demás es muy entretenida y tiene un pase.

07/10

Una respuesta a “Luces rojas – Red Lights”

Comentarios cerrados.