Macarena – Descanse en paz

Hoy, a las seis de la tarde, Macarena, la idolatrada bicicleta que posee un club de fans y que tantas pasiones ha desatado los últimos dos años pasaba a mejor vida. Sucedió calladamente, en el tren que la traía de vuelta desde Hilversum a Utrecht. Al llegar tenía la rueda trasera pinchada y un aspecto francamente horroroso. Atrás deja a su dueño, sulaco, un sufrido español que viajaba con ella todos los días entre Utrecht y Hilversum. En estos dos años hemos recorrido juntos cientos de kilómetros, se calcula que cerca de cinco mil y vivido aventuras sin parangón.

Mañana por la mañana si Macarena sobrevive a una noche solitaria en la estación de Utrecht intentaremos por última vez revivirla y si no procederemos a retirar la cadena que la protege, los soportes para las luces y la dejaremos en la estación para que algún despistado se la lleve e intente darle una vida mejor que la que ha tenido en mi poder.

Ho y no es un día de grandes historias, ni de irónicos cuentos. HOy es un día para el llanto y el sufrimiento porque Macarena no s ha dejado.
Descanse en paz

15 opiniones en “Macarena – Descanse en paz”

  1. Todavía sigue en la estación. Esta tarde le quito la cadena y la dejo en libertad.

    Ya estoy buscando substituta. Que le den por culo a la Macarena, zorra traidora que ni siquiera pudo esperar a las vacaciones de Navidad. Así la recoja un marroquí y se pase el resto de su vida oliéndole el culo a un moro.

  2. Pues vete por la salida directa al carril bici que hay en el andén 4 y allí te encontrarás con una Macarena de rueda jodida. Se venden de segunda mano en Marktplaats por 35 euros, así que por mí que le den morcilla.

  3. Requiéscat In Pace.

    Después de una vida llena de servicios, me imaginaba otro final para esta adorada bicicleta. Macarena ha vivido dignamente y aunque su muerte haya sido una putada, esperaba que se incinerara y sus restos se esparcieran a lo largo de Utrecht y Hilversum. Aún así, ya veo que no descansará en paz, sino que está condenada al sufrimiento eterno en un infierno de tormento, materializado en el culo de un moromierda el resto de sus días. Una lástima.

  4. Después de pasarme un rato mirando páginas con bicicletas plegables me he enamorado de dos de ellas. Igual tiro la casa por la ventana y me compro una nueva, estilosa, con pedigrí y por supuesto Católica. Creo que abandonaré la idea inicial del Macarena Core 2 y le pondré otro nombre más rumboso, alguna otra virgen o la Dolorsi, la Chelo o similar.

  5. Sí, Dolorsi es un nombre con mucho arraigo en mi familia. Casi no existe en Google así que quizás sea hora de promocionarlo y regalarle a la nueva bicicleta un nombre contundente.

  6. ¡que verguenza! menuda forma de abandonar a una amiga de fatigas y sufrimientos.. ¿asi tratas a tus amigos?.. ¿Donde esta la pira funeraria?… ¡la balsa repleta de joyas que envuelta en fuego se hunda en la marisma!.

    Tras una vida de servicio la abandonas en un andén para que cualquier biclofobo la tome y abuse de ella… ¡para que la despedaze y la convierta en una mesa modernista o aun peor en un monociclo!… ¡rezare un requiem por Macerena!…

    RIP.

  7. ni vergüenza ni nada. Hoy fui a una tienda, compré a la Dolorsi y me la darán el miércoles después que le ajusten las velocidades y me la pongan a punto. Al carajo con la Macarena. A rey muerto, rey puesto.

Comentarios cerrados.