Malos tiempos en El Royale – Bad Times At The El Royale

De cuando en cuando aparece por los cines un trailer que despierta tu curiosidad y atrapa tu interés. La película de hoy es una de esas que tienes unas ganas intensas de ir a verla porque el trailer no te da una idea clara de lo que vas a ver pero lo que anticipa parece fabuloso. En este caso, opté por ir a verla un domingo por la mañana a primerísima hora en una sala con Dolby ATMOS y mereció la pena porque la banda sonora es fantástica y en el cine se escuchaba de escándalo. Se trata de Bad Times at the El Royale y parece que se estrena a mediados de noviembre en España con el título de Malos tiempos en El Royale.

Un grupo de julays pasan una noche de r-escándalo en un motel de la periferia

A un hotel situado en la frontera entre dos estados gringos y que parece estar en decadencia llegan varios clientes. Cada uno de ellos parece tener algún que otro secreto. A lo largo de una tarde-noche, toda la mierda saldrá a la superficie y allí no quedará títere con cabeza y cada vez que pienses que sabes de qué va la cosa, te llevarás un disgusto del copón.

Resulta difícil clasificar esta película. Cuando comienza recuerda un poco al juego Cluedo o así y según vamos viendo lo que pasa en cada habitación, me preparo para la escena en la que uno muere y comienzan a tratar de averiguar quién lo ha matado. Resulta que no van por ahí los palos y poco a poco, se van descubriendo tramas dentro de tramas, intereses ocultos, relaciones de amor y odio en una serie fascinante de secuencias siempre con muy buena música viejuna, ya que la película está ambientada en 1968. El director maneja muy bien la situación y la película consigue atrapar nuestro interés. No se puede hablar mucho de la trama porque se estropean las sorpresas así que diré que Chris Hemsworth hace un papelón épico y pasea por la pantalla un carisma que no veas y unas abdominales de morderte las uñas negras de los pies de puritita envidia. Jeff Bridges nos regala otra actuación fabulosa como el curilla que tiene moviditas ocultas y para mi una de las sorpresas fue Lewis Pullman, que está fantástico y que probablemente seguiré en el futuro y Cynthia Erivo borda su papel de cantante fracasada y en muchas escenas le roba planos a los otros. La película divierte, entretiene y pese a las casi dos horas y media, no se hace para nada pesada.

Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que pueden tener problemas con su única neurona ya que pese a la violencia brutal, hay un exceso de diálogos que no podrán asimilar. Sí que es algo que gustará a muchos sub-intelectuales con GafaPasta, sobre todo esos que no le hacen asco a un par de litros de sangre.

Una respuesta a “Malos tiempos en El Royale – Bad Times At The El Royale”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.