Mammoni

Mammoni

Mammoni, originally uploaded by sulaco_rm.

Es en este pequeño rincón del infraespacio en el que se descubren las grandes verdades de la vida y se dicen las cosas de forma tan críptica como nos permite nuestro limitado conocimiento porque ya se dijo que la verdad nos hace esclavos y uno es feliz en su ignorancia que tanta libertad me da.

Dicho esto y con ánimo de ofender hoy tocamos uno de esos temas en los que todo el mundo tiene su opinión aunque solo los asiduos dejarán sus comentarios, los cuales agradezco de antemano ya que no hay nada más triste que leer ese mensaje de Todos callados como putas al final de cada anotación que ha pasado sin pena ni gloria.

A lo largo de nuestras vidas conocemos gente y nos relacionamos con otros semejantes y de la interacción y el roce uno aprende y se curte. Los Mammoni que nombro en esta anotación no son los niños de mamá sino otros más peligrosos. Todos sabemos quienes son y de alguna manera los protegemos sin señalarlos por la calle. Los Mammoni son esos cabroncillos que dicen ser amigos de uno y que se aprovechan a la mínima oportunidad de nosotros sin escrúpulo alguno. Ejemplos de estos bichejos los hay por miles y seguro que todos pueden dar dos pasos al frente y contarlos. Algunos de los que yo he tenido el gusto y placer de sufrir y que recuerdo con saña y odio son como aquel Mammoni que se viene a cenar con los colegas y cuando estamos a punto de terminar la cena pide el solomillo más caro del menú para llevar a su hembra con derecho a fornicación y a la hora de pagar divide la cuenta y todos pagamos el puto filete del cabrón de mierda y la guarra que se pule, o aquel otro Mammoni que tras tres meses fuera del país con uno yendo cada quince días a su casa para recoger y ordenar el correo y comprobando que todo está bien, te invita al volver a cenar y cuando llega al restaurante de los caros que ha elegido él mismo te dice que se le ha olvidado la cartera y que pagues tú y después de sablearte una cena de escándalo te pide que le hagas una compra en el super porque no tiene tiempo de volver en otro momento y cuando te quejas porque está siendo un Mammoni de cuidado el mamón te empeta que sólo hablas de dinero y que no tienes en cuenta la amistad. También recuerdo ese Mammoni que organiza una cena de colegas en un restaurante en el que por lo que se ve tiene cuenta y cuando llega la hora de pagar cuela su cuenta y todos terminamos poniendo dinero para que salde la deuda con el local y encima el muy Mammoni no deja ni un puto duro de propina. Un último ejemplo podría ser ese Mammoni al que aceptas en tu casa hasta que encuentre piso y el hijoputa se pega un mes parasitándote, haciendo que tú pagues la compra, laves la ropa y la planches y cuando estás hasta los huevos y le dices que se vaya se hace el inocente y le dice a todo el mundo lo mucho que aportó, las compras que hizo y como después de una dura jornada de trabajo hacía además las tareas de tu hogar y el último día te enteras que su compañía le ha dado el dinero que se ahorró en hoteles y el Mammoni se lo tenía callado. Así son los Mammoni.

Cualquiera no puede ser un Mammoni . Se tienen que dar ciertas circunstancias. Para que la cosa funcione tiene que estar a tu mismo nivel o en uno superior. Si estamos hablando de estudiantes, el Mammoni es el que siempre se escaquea a la hora de pagar aunque come por cuatro y bebe por ocho. Es el que impone su criterio sobre el lugar al que acudir y después escurre el bulto cuando llega la cuenta. El Mammoni es el que escucha tus lamentos amorosos y dice comprenderte y media hora más tarde está pisando el césped que tú quieres cultivar y usa tus propias armas para conquistar ese conejito que tanto anhelabas. Son alimañas que hacen pequeñas maldades y que por alguna razón siempre perdonamos y seguimos pagando comidas, seguimos invitando a copas y seguimos contándoles nuestras penas a sabiendas que usarán esa misma información contra nosotros. Ese es el gran éxito de los mammoni, la reincidencia. Los toleramos y alentamos su comportamiento al no castigarlos.

La foto que encabeza esta anotación descubre el lugar en el que se reúnen estos malnacidos, la academia en la que se forman y donde reciben sugerencias para optimizar sus maldades y engrandecer su vil arte. Ahora se asocian y mejoran su rendimiento siguiendo sofisticadas técnicas. Son un gremio parasitario que abusa de conceptos tan sagrados como el de la amistad. Tenemos que comenzar a marcarlos y descubrir su juego. Tenemos que luchar contra ellos y forzarlos a abandonar su malsano comportamiento. Por cada uno de nosotros existe un Mammoni, son como nuestro alter ego, una versión maligna que hay que neutralizar. Buscadlos en el trabajo, en la pandilla, en clase, en casa o en el coche. Están por todos lados y cuanto antes comencemos antes terminaremos el trabajo. Nuestras vidas serán mejores cuando los perdamos de vista.

Technorati Tags:

17 opiniones en “Mammoni”

  1. Total y absolutamente de acuerdo:
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ A LAS ARMAAAAAAAAAAAAAAAS !!!!!!!!!!!!!!

  2. Mammoni yo pensaba que eran mas lights, me cago en la madre que me trajo me cago en la madre que me trajo me cago en la madre que me trajo, al potro de tortura y quememos el antro ese!.

  3. y esa que dice ser tu amiga del alma, que te hace cambiar los planes de todo un fin de semana porque “es el único que va a estar por aquí y no me puedes hacer esto” y cuando llegas está contigo 5 minutos porque ha quedado “con todo el mundo” pero “no te preocupes que ya te llamaré”? Y lo peor es que cuando llama, vas y vuelves a caer. Ellos serán mammoni, pero nosotros somos coglioni por hacerles caso. Aaaamén.

  4. Virtuditas, lo mismo me pasa a mí con cierto amigo que se pasa la vida diciendome me aburro, cuando vienes y después cuando estoy por allí se va al gimnasio, o no le apetece, o le viene la regla de los machos y se pega la semana puenteándome.
    Emo, eres muy críptico para mí pero tienes todo mi apoyo emocional, que lo sepas.

  5. que gran lista de verdades…
    y lo peor es que los mammoni se encuentran en ambos sexos, en todos los países, todas las culturas, hay uno al menos en cada familia. Porque esa es otra, que los que son de la familia son de los peores.

  6. Yo tengo un problema y es que sintetizo mucho, despues tengo unas cuantas expresiones que hay que conocerme para entenderlas 🙂

    Y si los reunimos y los hacemos amigos a todos ellos… que divertido seria verlos puteandose unos a otros… ainz

  7. Los Mammoni se detectan unos a otros y se evitan. El único lugar en el que se les puede ver juntos es en su templo, el Mammoni de la foto.

  8. For the record, no puedo no desahgoarme y mostar un caso que recuerdo con especial cariño

    Exámen de cálculo, la zorra que está a mi lado no tiene ni puta idea, o simplemente quiere joderme, no en el sentido literal sino el figurado. El subnormal que relata, le enseña su examen para que la zorrita pueda copiarse. ?ste hecho no pasa desapercibido para el profesor que nos examinaba lo que provoca que la convocatoria de ambos se vaya a tomar por el culo. Pasadas unas semanas, la mammoni, no se digna siquiera a saludar al tipo que arriesgo su convocatoria porque ella prefiero no estudiar para chupar algunas pollas.

    Como véis, no guardo muy buen recuerdo de la situación ni de la mammoni en cuestión.
    Decir que tampoco me la he vuelto a dejar empetar de esa manera, al menos no sin vaselina

  9. ¿Cuentan los jefes? 2 años de investigación entre 12 y 15 horas diarias, festivos y fiestas de guardar incluídos. Paper escrito. Te pasas por el despacho, porque el obligación a que “le eche un ojo” y le echa, no el ojo, sino la mano, el brazo y las piernas. Te pasas 3 semanas corrigiendo los “pequeños fallos” y cuando lo vas a mandar ¡suprise! el artículo ya está publicado con su nombre y sin el tuyo.

    Life is beautiful 😀

  10. Jajaja 2 años de investigación… je tu has estudiado en la ULPGC? yo no se si todas las universidades son como el antro de cucarachas este… que te cuente sulaco. A ver si un día dedica un post a la alcantarilla esa.

  11. Paso de criticar a mis amigos que ahora son ellos los que lo hacen y después me lo reprochan. En informática hay alguno que tiene un huevo de artículos publicados sin saber ni escribir, que manda güevos eso. Y ni contar nada del pobrecito bleuge, que se pegó más tiempo haciendo el proyecto que los egipcios construyendo las tres pirámides, todo gracias a un director de proyecto muy especial.

  12. Esto pasa hasta en el extranjero!! Para que luego digan, que si Europa está civilizada, que si la situación en España deja mucho que desear, que si tal, que si cual, ¡¡y una mierda!! Esto pasa aquí y ahí y en el MIT y en Oxford y en Stanford… Mamones los hay en todas partes, como las meigas, hijosdeputachupapollas, también y al principio crees encontrarte delante de uno del primer grupo y resulta que no, que es de los segundos…

  13. …Cuaaaaanto resentimiento…
    Lo que hay que hacer es mertérsela doblada uno mismo, porque aunque tienen radares para detectar a sus iguales, de ti no se lo esperan…y sabe el doble de bueno.

  14. Plus, recuerda que no se puede sacar de donde no hay, que todo el mundo no es estiloso y fantástico como tú o como yo. Estar en la cima de la ola durante tantos eones consecutivos nos hace creer que los demás pueden pero está claro que solo unos pocos elegidos tienen plaza allá arriba y para el resto toca pringar y besar culos y manos.

    Tenemos que organizarnos un fin de semana largo en Milán o en Londres para ir de tiendas y dejar que la gente nos admire, que eso de vernos en las provincias no tiene mucho glamour.

  15. Ya sabes que ahora estoy pluriempleada, cosa que a parte de ser muy de proletario te deja poco tiempo libre. Pero tan pronto como sea exclusivamente una vil empresaria explotadora que paga 900 ??/mes por 50 horas semanales, con lo que ahorre de la seguridad social de mis empleados nos vamos donde tu quieras.

  16. Bleuge con quien hiciste tú el proyecto? Yo me pegué tres ciclos solares, y mi tutor fue Agustin, que es un tio de puta madre, pero que pasa de todo un huevo.

    Con respecto a lo de la explotación en mi empresa de medio pelo, estamos que las flipamos, nos quieren hacer trabajar por el puto morro, porque es lo que se lleva en este país tercermundista “hacer horas”. Vamos, que no puedes salir a la hora en punto porque está mal visto “a mamalha ! ! !”.
    Aquí se lleva mucho quedarse una o dos horas más, pero para qué. Realmente se emplean esas dos horas en currar? Porque yo puedo quedarme dos horas jugando al sudoku, o haciendo trabajos externos, pero en cualquier caso, prefiero hacer eso en mi casa.
    Como dice emo, lo próximo es el derecho de pernada.

    No, no y no. Mardita “Puta sucia y rastrera”

Comentarios cerrados.