Mandela: Del mito al hombre – Mandela: Long Walk to Freedom

Mandela: Del mito al hombre - Mandela: Long Walk to FreedomEn mi primera visita a un multicines del 2014 elegí un programa doble o más específicamente, fui a ver dos películas, con quince minutos entre ambas. Al salir de la primera el cine estaba petadísimo y allí parecía que regalaban cupones de descuento para las putas sin dientes de Amsterdam de toda la gente que había. En la cola de una de las máquinas en las que puedes recoger o comprar tu entrada, un julay intentaba sin éxito conseguir un asiento en alguna de las películas que estaban a punto de comenzar para cuatro personas y después de verlo fracasar con cinco de ellas, pensé que ya habrían cancelado mi reserva, ya que en días así te obligan a recoger la entrada al menos media hora antes. No fue así y pude entrar a ver Mandela: Long Walk to Freedom, película que se estrena a mediados de enero en España con el rimbombante título de Mandela: Del mito al hombre, que nos sirve para no olvidar que la combinación de traductores y distribuidores de cine tiene consecuencias funestas para el populacho.

Un julay negro como el carbón chinga con Cruella de Vil y monta un fregao del carajo al sur del continente africano

Esta es más o menos la historia de Nelson Mandela desde que es pequeño hasta que llega a convertirse en presidente de Sudáfrica. Si a estas alturas no tienes ni puta idea de quién es éste julay o qué hizo para merecer sus dos horas y media de fama, creo que no tienes arreglo.

Al menos en Holanda fue pura casualidad que el personaje en el que se basa esta biografía la diñara unos días antes del estreno, ya que la película estaba prevista en esa fecha. Habiendo visto el trailer varias veces no me esperaba demasiado y como me temía es más bien un telefilm, una de esas películas que en la tele igual quedan bien pero en el cine no terminan de funcionar. El director optó además por poner la cámara en algunas escenas en lugares exóticos o usar la mano alzada y conseguía no solo distraerme, sino aburrirme. La historia es demasiado blanda y evita contar las cosas que pueden ensuciar la leyenda de Mandela y se limita a remarcar lo obvio y que todos sabemos. Toda la parte que transcurre antes de llegar a la cárcel es prescindible, no tiene interés alguno. También comentar que Idris Elba, el actor que interpreta a Mandela, es más bien mediocre y no consigue en ningún plano atraparte y camelarte con su carisma, seguramente porque no lo tiene. El resto del elenco es tan flojo como él y así, lo que se podría haber convertido en una historia épica de un hombre que cambió el curso de un país acaba en una historia tediosa de como pasó por la cárcel y como su mujer era un bicho malo y una asesina de cuidado que fue adoctrinada por los mejores estrategas truscolanes en el arte de la mentira y el agravio. Igual si hubieran esperado un par de décadas habría quedado mejor pero por no cabrear a la familia y por tanta mano izquierda les ha quedado un producto soso.

Es de cajón que no se permitirá la entrada en los cines a los miembros del Clan de los Orcos por su conocida falta de neuronas y su intolerancia a los diálogos largos. Algún sub-intelectual de GafaPasta se verá tentado a ver el producto y seguro que sale del cine entre decepcionado y aburrido. Para los demás, esto más temprano que tarde lo darán en la sobremesa de domingo de Antena Triste o Telajinco y os podéis echar una siesta digiriendo la ropavieja mientras la veis. No da para mucho más.

06/10

Una respuesta a “Mandela: Del mito al hombre – Mandela: Long Walk to Freedom”

Comentarios cerrados.