Mao’s Last Dancer – El último bailarín de Mao

Mao's Last DancerEntre tanta película comercial procuro intercalar cosillas más serias y raras. Por lo general voy a esas historias solo ya que mis amigos corren a esconderse cuando escuchan el título. Mi tarjeta de cine ilimitado me permite acceder a los cines de la cadena Pathé en los Países Bajos y por suerte uno de ellos funciona parcialmente como filmoteca y está a cien metros de distancia del que yo suelo acudir (se llama el Pathé Tuschinski y el edificio es de los más hermosos de la ciudad y objetivo de los turistas). Una de esas películas es Mao's Last Dancer, una extraña historia sobre un bailarín de ballet que al parecer se estrenará en España en diciembre de este año con el título de El último bailarín de Mao.

A un niño julay lo obligaban a amariconarse y bailar ballet por la gloria de la mierda del comunismo

Ya sabemos que el comunismo es una cosa muy mala y en esta historia nos cuentan su lado más malvado. Un grupo de “expertos” llega a un villorrio chino para reclutar niños y enviarlos a la capital para formarlos como bailarines de ballet. Se llevan a un pequeño de una familia muy pobre con siete hijos y el chiquillo de repente se ve separado de su familia y con un montón de gente que le exige que lo de todo y sea un excelente bailarín. A base de esfuerzo y sacrificio irá mejorando aunque el ballet no termina de gustarle y más bien le pone una de sus compañeras. Años más tarde unos americanos llegan a la ciudad y se fijan en él y proponen darle una beca para que se vaya en verano a los Estados Unidos. Los chinos aceptan y cuando el joven descubre ese mundo malvado del que tanto le habían hablado, alucina en colores y se plantea no volver nunca jamás, lo cual provoca un gran revuelo e incluso un amago de secuestro por parte de los chinos. El joven se convertirá en un gran bailarín pero el precio a pagar es no volver a saber nunca más de su familia.

Esta película es uno de esos dramas que se van cocinando poco a poco y te van enganchando como una perra en celo. La historia es muy interesante y está muy bien llevada aunque me queda la impresión que se exagera el lado malvado del comunismo y se beatifica el capitalismo. Sin tanto ballet como se puede esperar y más bien centrándose en la historia humana, los actores hacen un excelente trabajo excelente. La película está basada en la autobiografía de Li Cunxin, y eligieron como protagonista a un joven bailarín que nunca había hecho cine pero que le da más realismo a las pocas escenas en las que tiene que demostrar que baila. Todo el equipo de actores secundarios que lo rodean hacen un gran trabajo y si hay que mencionar alguno, decir que Kyle MacLachlan queda perfecto como el americano que lo descubre y se lo lleva a los Estados Unidos.

Un detalle que me llamó la atención es que el bailarín, cuando hablaba con su madre (o cuando hablaban entre ellos), se refería a sus hermanos no por su nombre sino por el número, como tercer hermano, séptimo hermano y … Según me explicó una amiga es algo que se hacía por respeto en la China más tradicional.

No es cine para descerebrados ni para gente que no soporte el drama. Es una historia fantástica, muy bien narrada y que disfrutaréis si os gusta el buen cine.

07/10

Una respuesta a “Mao’s Last Dancer – El último bailarín de Mao”

Comentarios cerrados.