Más vale tarde que nunca ??

Cuando cada trescientos sesenta y cinco días anuncio Un nuevo año en Nunca Jamás se trata de una pequeña cortesía con los despistados para que no cometan una herejía y falten a ese sagrado deber que es la felicitación. Al contrario que otras personas que esperan que uno lo adivine o lo recuerde, yo soy más de empujar la información hacia los destinatarios para que así no tengan excusas fáciles en las que escudarse. Mi bitácora es una gacetilla que informa de los sucesos trascendentales que acontecen en la línea de mi vida y los cumpleaños, aunque me niegue a envejecer, forman parte de la misma. Mis amigos, ese selecto grupo que comparte confidencias, cervezas, cine, vacaciones, escapadas fotográficas y conversaciones absurdas lo saben y procuran no pisar en falso en torno a ese día. Un buen ejemplo puede ser el Rubio que comenzó a mandarme SMS tres minutos antes del comienzo de dicho evento y que diez segundos dentro del día de mi cumpleaños ya estaba llamando para felicitarme y así ganarse otro año de botellas de vino español, jamón ibérico y fuet. No fue el único. Tuve que dormir con el teléfono en modo cine porque parece ser un deporte el llamarme durante las horas de sueño.

El recordatorio para los despistados aparece todos los años a las diez de la mañana (hora central europea) y para entonces la avalancha de correos, mensajes y llamadas telefónicas es apreciable. Este año no fue ninguna excepción y el hecho de estar en los Países Bajos hizo que el núcleo duro de mis amigos pudiera no solo felicitarme sino también celebrarlo conmigo, algo que ya comenté en conjunción.

De entre toda la gente que tiene una órbita muy cercana a mi corazón falló UNA SOLA PERSONA y ni siquiera al día siguiente dio señales de vida. Si fuera un paranoico habría pensado inmediatamente que me había dado la espalda y era su forma poca elegante de decirlo pero como su familia estaba de visita por su casa imaginé que se habían ido de parranda y ya sabéis que el alcohol es una mala influencia y nos hace hacer y dejar de hacer cosas que deberíamos haber hecho o evitado.

El mismo día de mi cumpleaños hablaba con un amigo que me envió una tarjeta de felicitación y el hombre me decía que si se le hubiese pasado el felicitarme me habrían mandado una tarjeta de felicitación de disculpa por llegar tarde (que las hay). Es algo que por aquí se estila mucho. Se mandan tarjetas por todo: por el cumpleaños, por no felicitarte a tiempo, por acabar las clases, casarte, separarte, quedarte preñada, tener un hijo, una hija, ser abuelo, ser mayor de edad, aniversario de boda, estar enfermo, ponerte sano y demás.

El 7 de enero, la ?NICA PERSONA que no me felicitó de aquellos de los que esperaba algún tipo de mensaje se disculpó e incluso estuvo durante la mañana tratando de llamarme y yo ninguneando las llamadas ya que me pasé el día entre reuniones en mi oficina y está muy mal visto el hablar por teléfono en las mismas. Esa tarde charlamos un rato mientras viajaba en tren al cine Pathé Arena que está junto al estadio del Ajax.

El sábado, al volver a casa por la tarde tenía una pequeña caja entre el correo recibido. Aunque esperaba un par de cosas que he comprado, no era posible que fuera ninguna de las mismas y por el remite tampoco se podía saber lo que era. Abrí la caja con curiosidad y era un CHOCOTELEGRAM con el siguiente mensaje:

Chocotelegram

Chocotelegram, originally uploaded by sulaco_rm.

Si hay algo que me pierde es el chocolate. Con un mensaje de este tipo, no hay manera de hacerla sentir culpable. Las magdalenas de esta semana tendrán trocitos de ese mensaje en su interior y espero que el próximo año no tengamos que llegar a estos extremos y el CINCO DE ENERO, en alguna de las veinticuatro horas que lo conforman, me llegue la felicitación a través de alguno de los canales de comunicación habituales.

4 opiniones en “Más vale tarde que nunca ??”

  1. Coñe, a un ex- novio mío que le pasó lo mismo no se le ocurrió mandarme chocolate… me mandó mails, esemeses y llamó hasta verme convencida de que lo había perdonado, pero le voy a dar la idea, porque al lado de esto sus disculpas son un asco!

Comentarios cerrados.