Me pregunto

Me pregunto si servirá de algo saber tanta gramática. Estoy que reboso en conocimiento de la lengua neerlandesa, de sus usos y abusos, sus peculiaridades y sus sinsabores. Puedo escuchar a alguien hablando e inmediatamente etiquetar a esa persona según su nivel de holandés, igual no comprendo todo lo que dice pero sí que sé si gramaticalmente hace un uso apropiado del idioma.

Se acerca el momento en el que tendré que comenzar a hablar la lengua. He llegado demasiado lejos en esto del aprendizaje y a menos que la practique, me quedaré estancado por siempre jamás en algún punto cercano al que me encuentro.

También me pregunto hacia donde derivará mi español. Tres gramáticas distintas compitiendo por capacidad de procesamiento cerebral no puede ser nada bueno, sobre todo con alguien a quien no se le dan los idiomas como soy yo. Ya escribo y pienso frases en español usando el orden de los verbos holandeses, la forma en la que montan las frases e incluso uso sus reglas a la hora de inventarme palabras en español.

Pobre de mí. Mañana lo olvidaré todo y me iré a patinar sobre hielo. Ya iba siendo hora. Estamos en invierno y nada mejor que unos cuantos kilómetros volando sobre las aguas heladas.

3 pensamientos sobre “Me pregunto”

  1. Por cierto, lánzate a hablar el holandés, bajará algo el nivel de inglés o castellano, pero se recupera. En el 2010 iré a un logopeda Necesito mejorar el holandés después de una decada aquí. Y lo único que me hace falta es pulir la pronunciación, porque el acento español indudablemente me acompañará siempre (y no me importa).

  2. Bueno, hasta Maxima tiene acento y le acompañara por siempre tambien incluso cuando sea la Reina de Holanda. Asi que por eso ni nos preocupemos.
    Un beso.

Los comentarios están cerrados.