Medianoche en París – Midnight in Paris

Medianoche en París - Midnight in ParisYo soy de los que no le fallan a Woody Allen y siempre, siempre, siempre voy a ver sus películas. A veces son buenas, a veces no tan buenas, pero sí que es un director recurrente en mi bitácora y he hablado de Match Point, Scoop, Cassandra?s Dream, Vicky Cristina Barcelona, Whatever Works ? Si la cosa funciona (me crucé con Woody Allen en Nueva York cuando la rodaba y lo vi en el Liberty Park) y por último Conocerás al hombre de tus sueños ? You Will Meet a Tall Dark Stranger, siendo esta última la que menos me ha gustado. A nadie le debe extrañar por tanto que haya ido a ver Midnight in Paris, película que se estrenó en España en mayo con el título de Medianoche en París y que por razones desconocidas ha tardado un montón en llegar a los Países Bajos.

Un julay petadísimo de jaco lo flipa que no veas mientra la penca de su novia deja que un pedante del copón se la meta en su cucu

Woody Allen básicamente se está haciendo Europa y va saltando de ciudad en ciudad, siempre con la misma película que nos lleva contando desde tiempos inmemoriales y que no es más que una comedia romántica con buenos diálogos y con la que además de divertirte, trata de asombrarte. Como en muchas de sus historias, hay elementos mágicos y en este caso es con el protagonista, un hombre que visita la ciudad con su novia y los padres de ella y mientras que él se enamora de París y quiere vivir allí, ella está más bien agarrada al dinero y no quiere dejar su vida para saltar a Europa. Sus ambiciones y expectativas parecen muy diferentes y cuando se cruza en su camino un antiguo profesor de ella que es pedante a la enésima potencia y comienzan a hacer turismo con ese hombre, el protagonista se cansa y se dedica a andar por la ciudad, descubriendo que exactamente a la medianoche algo mágico sucede y lo transportan al parís de los años veinte, lugar en el que conocerá a muchos de sus ídolos y se enamorará de una chica comenzando una extraña relación que parece trascender al espacio y al tiempo.

Este es cine para disfrutar y pasarlo bien, sin efectos especiales ya que a Woody Allen nunca le han hecho falta para sorprendernos con sus temáticas que rozan la fantasía y la ciencia ficción. Como casi siempre el protagonista es masculino y como el director está ya muy mayor para esas cosas, elige a gente que pueda caminar sin ayuda y saltar y correr y en este caso le tocó a Owen Wilson, un actor simpático y del que siempre me ha puesto nervioso esa nariz tan rara que tiene. Se enamora de Marion Cotillard, una preciosa actriz francesa que ya hemos visto en varias películas americanas y que atrae a la cámara como un imán. La relación entre ambos funciona muy bien y sin saber como te descubres disfrutando de la película como un chiquillo y esperando con ansia la siguiente escena y la que viene después …

Al igual que en cualquiera de sus películas, la música es un elemento importante y está muy bien seleccionada y la ciudad aparece gloriosa y hasta casi que te dan ganas de ir a visitarla, aunque en mi caso, según puse el pie allí, se me cayó el mito al suelo.

Dudo que siga en los cines pero si se cruza en vuestro camino en un pase por la tele no deberíais dejarla escapar. Es perfecta para aquellos que gusten de las comedias bien hechas y de las películas románticas. Dado el alto contenido en diálogo y lo sofisticados que son, cualquier miembro del Clan de los Orcos debería abstenerse ya que no hay efectos especiales y sus cerebros no se han desarrollado lo suficiente para poder apreciar este tipo de cine.

09/10

5 opiniones en “Medianoche en París – Midnight in Paris”

  1. Hijo mio todo lo que has viajado y vivido y todavia no sabes como se consigue una nariz asi?? Al final eres MUY inocente aunque aparentes ser un chico rudo. Un besito.

  2. Lo malo que le veo a la peli, a priori y antes de verla, es precisamente Owen Wilson, que me parece un actor malo y que siempre hace el mismo papel de imbécil redomado.

  3. Tengo ganas de verla, y eso que todas las que vi de Owen Wilson me parecieron rozando lo insufrible por lo mismo que dice Darliz. Y si en la misma película sale Ben Stiller, es para cortarse las venas.

  4. Pues la vimos el viernes y nos gustó un montón, mucho más entretenida y con mas chicha, nada que ver con alguno de los últimos bodrios. Owen Wilson hasta casi parece un actor…

Comentarios cerrados.