Mercado nocturno en el casco antiguo en Hanói

Mercado nocturno en el casco antiguo en Hanói

La verdad que con cuarenta y pico grados de temperatura y una humedad endemoniada, si no fuera por los mercados nocturnos en lugares como Hanói la única opción sería ir a centros comerciales, y en el caso de ese país, no abundan. El Mercado transita por varias calles que al menos al atardecer se vuelven peatonales y se llena de puestos en los que no solo se venden recuerdos para los turistas, también hay multitud de pequeños puestos en los que comprar una comida que cocinan allí mismo, la gente se come en pequeños taburetes y mesas sentados por la calle y puedes ver al colega con un barren con un agua que vivió gloriosos días hace décadas lavando los platos según termina la gente para volver a usarlos. Conocí a una pareja que por supuesto quería vivir la experiencia y la vivió de verdad, de verdad, sobre todo las setenta y dos horas de diarreas que recibieron gratuitamente y la maravillosa dieta que les permitió perder unos kilos. Para mí, si no lo hacen en un brasero y no me lo dan en la mano y lo puedo comer mientras camino, no cuenta y en aquel lugar procure no comer nada. Como en todos lados, también habían puestos en los que vendían fundas para los móviles, bolsas impermeables y demás morralla.

Una respuesta a “Mercado nocturno en el casco antiguo en Hanói”

Comentarios cerrados.