Mi magia submarina

El elegido hace un lazo submarino con un supositorio gigante

El mejor blog sin premios en castellano está petado de fotos del Elegido, The Chosen One, De Uitverkorene o il Scelto según queráis llamarme, que por todos esos nombres respondo pero raramente se me ve desarrollando mis capacidades motrices. Hoy tenemos un documento espectacular y estremecedor, un pequeño vídeo en el que se me puede haciendo una circunferencia de trescientos sesenta grados en las aguas del puerto de Sardina del Norte agarrado a un vehículo de propulsión subacuática. Este documento histórico lo hizo una de las buceadoras del centro de buceo en el que me saqué mi titulación hiper-mega-avanzada y viene a confirmar eso que todos sabemos, que soy el puto amo así en la tierra como en el océano. Un día de estos me apunto a un club y domino el cielo, que es lo que me falta. Esta terrorífica maniobra en la que seguro que muchos quisieron temer por sus vidas pese a estar apoltronados en sus kelis la realicé en un lugar con unos ocho metros de profundidad y para que no se me compare con la miasma, decir que no fue tras un montón de horas de experiencia con el artilugio sino que lo hice en los primeros dos minutos de uso, según lo cogí en las manos y descubrí que yo nací para avanzar por las aguas agarrado a un supositorio blanco y enorme.

Como soy consciente de las limitaciones de los que entran por aquí, os sugiero y os exhorto a hacer clic en la imagen para ver el vídeo. Aquellos que no sean capaces de completar esa tarea, creo honestamente que tenéis todos los requisitos necesarios para que os den la paga de acarajotaos y podemitas. Igual hasta vuestros hermanos iraníes y chusma-y-gentuza en el poder venezolano os dan algo del dinero que roban a su pueblo.

10 opiniones en “Mi magia submarina”

  1. Vale, ahora cuéntanos la verdad, di que cuando lo pusiste en marcha te dominó el cacharro y que casi te das la hostia del siglo contra el fondo…jajaja 🙂 🙂 🙂
    Salud

  2. Montse, ¡premio al comentario del siglo! ¡Por Dios! haz clic en la foto preciosa y lo demás vendrá solo, yo creo que no te hace falta ni vaselina.

    Evelyne, por supuesto que fue queriendo. Cuando me explicaron unos días antes lo que se podía hacer, eso estaba entre las cosas divertidas y la única condición era no hacerlo a ciento veinte metros de profundidad sino cerca de la superficie. El sitio en el que lo hice tiene unos 8 metros de profundidad.

    Genín, se te está pegando la mala baba Virtudiana. Por supuesto que no me pasó nada. No puedo imaginar que haya gente torpe con el cacharro pero vamos, es pan comido. Al principio del vídeo se puede ver que está unido al cinturón y que por ahí es por donde me empuja. La velocidad que tenía cuando hice el lazo era la lenta. Con la rápida igual el cambio de presión en los oídos hubiese sido muy rápido. No lo sé. La próxima vez que use uno lo intento.

  3. Cuanto me quieres, por dios, no sé si soporto tanto amor y/o deseo sexual… y dicho esto, lo del supositorio le resta glamour, pero quiero dejar constancia que el neopreno te hace un culito estupendo.

  4. Un dia de estos vais a tener que echar un polvo, aunque sea virtual…jajajaja 🙂
    Palabra que no me chivaré… jajaja 🙂
    Vale Sulaco, yo te creo, pero es que no se ir por la vida sin decir chorradas… y pa lo que me queda en el convento… 🙂
    Salud

  5. Ainssss
    que no te enteras que te estaba vacilandooo.
    Tanto hablar de nuestras limitaciones que me he dicho, voy a ver si lo pilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *