Mi nuevo nuevo iPad

Como aquí está todo sobre mi vida, a nadie le sorprenderá saber que yo hace unos años estaba enganchado como una perra a la manzana, al igual que Virtuditas y lo tenía todo, todo, todo de la manzana. Con el tiempo he ido evolucionando o más bien, ellos han ido incrementando los precios a niveles escandalosos y he optado por otras soluciones igual de buenas y así, hoy por hoy, el único dispositivo que tengo de esa compañía es el iPad. En agosto del 2010 comentaba que Ya tengo mi iPad, el primerísimo que me compré y unos dos años y medio después tenía Mi nuevo iPad, el segundo y el que usaba hasta hace un par de semanas. Lo he usado durante más de cuatro años pero ya comenzaba a notarse una reducción significativa de la duración de la batería y me molestaba un montón que cada vez que me voy a Asia no podía cargarlo con todos los episodios de series que quería porque lo llenaba. LLevo ya unos meses mirando alternativas pero siempre regresaba al iPad. Las máquinas con Güíndous se ven fantásticas pero o son muy caras o muy cutres y en el mundillo de los androitotorotas, nadie ha conseguido fabricar una tableta decente y además, si te la compras, sabes que como dispositivo electrónico no recibirá actualizaciones de ningún tipo, algo que los manzaneros sí que hacen. Estando de vacaciones en Gran Canaira anunciaron el nuevo iPad y curioseando en la página de la empresa, tenían un enlace a una página para evaluar el tuyo y ver si lo podías devolver y recibir algo de dinero. Mirando, descubrí que por el mío de cuatro años y pico me daban ciento cinco leuros, lo cual me permitía comprarme uno con ciento veintiocho gigas de memoria por menos dinero que el de treinta y dos gigas. Estaba a punto de comprarlo el mismo día que regresé cuando vi que tendría que esperar hasta la semana siguiente para recibirlo y si iba a la tienda de esa compañía en Amsterdam, lo tenían disponible y podía entregar el viejo y comprar el nuevo, así que el sábado santo, me fui a Amsterdam con el objetivo combinado de hacer la compra e ir al cine.

Me atendió una empleada que me dijo que es becaria y te trata como si fueras el cuñado del primo-hermano del príncipe de Zamunda. Revisó el viejo y concluyó que estaba valorado en ciento cinco leuros. A la hora de elegir, le expliqué que yo soy de frontal blanco, que la parte de atrás me la suda pero por delante me gusta su marco blanco y ese fue el que elegí. En las anotaciones anteriores se pueden ver las distintas fases del desembalaje y tras tantos años, sorprende que todo el proceso sea muy similar.

Mi iPad de sexta generación

Antes de ir a Amsterdam hice una copia de seguridad del viejo para asegurarme que recuperaría todo en un pis-pás y al llegar a mi casa, saqué la cajita de la mochila.

Mi iPad en la caja

Mi anterior iPad era el de cuarta degeneración y entre ese y éste, que es de la sexta, pasaron los Aire. La principal diferencia entre el viejo y el nuevo es un peso considerablemente inferior y los marcos laterales, que son mucho más delgados y a los que aún me estoy acostumbrando.

El cable y las instrucciones en la caja del iPad

Por lo demás, tienes la sensación de haber hecho esto anteriormente porque en realidad, lo has hecho. El empaquetado es idéntico, la distribución de las cosas dentro es la misma y la sensación de familiaridad no se te escapa.

Cargador y cable en la caja del iPad

Incluso el cargador es prácticamente idéntico al de hace cuatro años y al primero. Esta compañía se curró el diseño en su día y no han tenido que cambiarlo. Cuando devolví el viejo, solo querían el iPad con lo que me quedé con el viejo cargador y el cable, que hasta el día de hoy ha estado y está operativo.

Mi iPad

Lo conecté al ordenador, lo sincronicé, me volvió a poner en el iPad todo lo que tenía, configuré mis huellas dactilares, que es el único avance tecnológico que parece existir entre ambos, aparte de la velocidad y así, sin más, estaba operativo. Lo encajé en el soporte para la cocina y listo, a cocinar. Aparte de un montón de espacio adicional, se nota más rápido, muchísimo más rápido. En total creo que estoy ahorrado más de doscientos gramos de peso en el equipaje cuando viaje y no solo eso, cuando lo sostenga con las manos sobre la cabeza, que alguna vez me he dado un mamporrazo del copón.

Si este dura como el anterior, tengo iPad hasta bien entrado el año 2022.

7 opiniones en “Mi nuevo nuevo iPad”

  1. A mi me sorprende que con los precios que se pagan por los cacharros de la manzana, la gente se conforme con el timo de la obsolescencia que está demostrado que es cierto y que varias empresas, muchas, manzanas, peras, mangos, aguacates y ciruelas, aplican a sus productos, debería estar prohibido por ley, para mi, es un robo como otro cualquiera que hacen a los usuarios, a menos que como en los paquetes de cigarrillos pongan algo así, ” mire usted, gilipollas, a pesar de que ya le estamos atracando por el precio que le hemos cobrado, a este cacharro le hemos metido un chip para que dentro de un tiempo deje de funcionar correctamente y usted se joda y tenga que comprarse otro, hala, a chuparla” Algo así, escrito finamente y sin vulgaridad alguna… 🙂
    Salud

  2. Genín, para una empresa como apple, el iPad nuevo es una ganga, me costó mucho menos que lo que tendría que pagar por un Androitotorota. Es el único producto que tienen en su escaparate que está ubicado en precios humanos. Además, me dieron un 25 por ciento de lo que pagué por el viejo, de más de cuatro años, algo que no hace más nadie, con lo que no me quejo y me ahorré dinero

  3. Sé que direis que no soy objetiva (ciertamente, no lo soy), pero al final con estos productos ahorras dinero. Ya no digo el iPad, solo los teléfonos, después de …. vamos a poner por lo menos 5 años, siguen escupiendo encima de cualquier modelo nuevo de android. Ayer una compañera me dejó un cacharro para ver unas fotos , y me dió tiempo a decirle, “mira, me parece que se ha quedado colgado” antes de que saltara la foto en cuestión y ella me respondiera “no, está cargando las fotos”. En mi putes vida había visto eso con mis manzanas. “Las fotos, vídeos y cosas de esas hay que esperar para que se carguen???” NEVER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *