Mi segunda bajada desde el lago Kayangan

Y una hora y pico después de subir, el sol luchaba por quitar las nubes y de nuevo, el lugar tiene otro aspecto, aunque definitivamente gana el soleado. A la derecha está el mega-pantalán en el que aparcan los barquillos con turistas. Calculad entre quince y veinte julays por barco y en el lugar había fácilmente entre doscientas y trescientas personas, una auténtica multitud para los sitios que he visitado en las Filipinas y definitivamente, una de las atracciones más llenas de turistas que he visitado allí.

Una respuesta a “Mi segunda bajada desde el lago Kayangan”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.