Mi vecino el erizo

Mi vecino el erizo

Mi vecino el erizo, originally uploaded by sulaco_rm.

Normalmente entro y salgo de mi casa por la puerta trasera, la que da al gigantesco jardín con el que Dios me ha premiado por ser una bella persona y detrás del mismo hay un pequeño parque con árboles, matorrales, y una zona para que jueguen los niños, ya sabéis, lo típico de cualquier casa de ciudadano de clase media que vive en una ciudad diseñada para que los habitantes no tengan que desquiciarse en torres de papel cebolla que se agrietan a la mínima y en donde el único verde que podéis ver es el de los hongos de la nevera. En los dos años que llevo en mi casa he visto solo en dos ocasiones al vecino más especial que tengo, un precioso erizo cuya residencia está en el parque. Mi segundo encuentro fue hace un par de meses en uno de esos días en que el verano reapareció por sorpresa y salí a pasear durante un par de horas. Cuando volvía a casa me encontré al señor erizo en la puerta y aproveché para hacerle una foto con el móvil.

Si no fuera por todo ese manto de espinas lo habría cogido para hacerle unas cuantas fotos y después devolverlo a su casa pero al final no me atreví y cuando regresé cargando la artillería pesada ya había desaparecido.

13 opiniones en “Mi vecino el erizo”

  1. Cuando yo era pequeñita pequeñita mi padre encontró una vez un erizo en el pueblo. Lo trajo a casa y durante unos días fue nuestra mascota. Pasábamos las vacaciones de verano en un piso y el bicho dormía por las noches en la terraza. Un día nos despertamos y “Espinete”, como muy originalmente le habíamos bautizado, había desaparecido. En teoría se tuvo que meter entre los barrotes del balcón y saltar al vacío en plan bola de pinchos. Y debió sobrevivir, porque aunque se tiró desde un tercero no quedó ni rastro de él, ni cadáver en el suelo ni mancha que delatase las heridas. Por lo visto no sólo los gatos saben caer de píe (o de pincho).

  2. La casa donde vivía en inglaterra era igual, un jardin trasero con un enorme parque detrás, estaba muy bien nada que ver con las ciudades en España y ni que hablar en Canarias.

  3. marta, gracias por lo de erizo. Ya me imaginaba yo que los de la wikipedia no podían estar equivocados con la foto que tienen en la página de los puerco espines pero no sabía qué otro nombre darle al señor erizo. Espero poder hacerle fotos con la cámara “de verdad” la próxima vez.

    emo, para que los que piensan que exagero o engordo las cosas se tranquilicen, ya que mi elefantásico ego seguro que abarca las premisas de mi hogar, la expresión gigantesco jardín hace referencia a una parcela de jardín de VEINTE METROS DE LARGO. Y para que conste también, solo hay 5 casas en ese lugar con tamaño jardín, el resto tienen “solo” diez metros de jardín y además, nosotros, los de los latifundios somos los únicos que tenemos el terreno en propiedad y los de los minifundios lo han alquilado por cien años de los que les quedan únicamente 77 hasta que se les venza la concesión. He dicho.

  4. no sé si será muy científico, pero yo siempre he pensado que los puercoespines son más grandes y con los pinchos más largos, al contrario que los erizos, que son más o menos como el de la foto. Pero ya digo, es lo que yo siempre he creído, que lo mismo viene ahora un biólogo o zoólogo y me dice lo contrario…

  5. Para mí los erizos siempre han sido los bichos malos del mar, esos que cuando te clavas una púa te cuesta un huevo sacártela y te aconsejan que esperes a la luna llena para que salga o te mees en el lugar de la incisión para facilitar su salida.

  6. Esos son los erizos de mar. Ni se me había ocurrido pensar en ellos, pero es normal, soy “de secano” y con ese tipo de bichos no he tenido contacto.
    Pero la prueba más clara es la de Espinete, de Barrio Sésamo. Ahí decían que era un erizo, no? o es mi memoria la que falla? Para mí Espinete siempre fue un erizo, no un puercoespín (aunque fuese rosa y además el más grande de todos los bichos de ese tipo). ´
    Y aquí lo dejo, porque dudo que la ciencia acepte Espinete como prueba XD.

  7. Pues yo, en mi incultura sobre el tema, no había pensado siquiera que fuera distinto un puercoespín de un erizo.

    De hecho, los únicos erizos que conozco son los del mar… esos que a veces sorprenden desagradablemente. ¿Mearse? No lo había oído. En la zona de Cádiz se comen los erizos de mar, hay incluso una fiesta en que la comida típica es esa

    Saludos, Sulaco, y no importunes a tu vecino… vayamos a leches.

  8. En las palmas, por la feria hay un solar grande donde, no me preguntes como, se ha asentado una familia de erizos. Un amigo que va por ahi a pasear el perro cada dos por tres se encuentra a su can lamienso y jugueteando con los erizos, que son la mar de sociables XD. [aun no se donde salieron esos bichos xDD]

Comentarios cerrados.