Mil setecientos días de constancia en el Duolingo

Como vuela el tiempo. Después de superar en abril el hito histórico de los Mil seiscientos días de constancia en el Duolingo, ayer sin prisa pero sin pausa llegué a los MIL SETECIENTOS DÍAS haciendo mi ración de ejercicios diaria y esa cifra, implica más de cuatro años y medio sin perder el ritmo, algo que yo jamás me creeré y ahora, la inercia es la que me obliga a seguir ya que cuando falle una vez, probablemente jamás recuperaré el nivel. Además, no solo no pierdo el ritmo, es que hago un montón de ejercicios más de los que me bastarían para mantener la racha, que tengo fijada en treinta puntos por día, con lo que en un mes de treinta y un días como el actual serían novecientos treinta y hasta el día de hoy, ya he hecho este mes más de tres mil ciento sesenta puntos, con lo que voy como una moto y cuando me aburro, al ser este el único programa que se puede considerar un juego en mi teléfono, me pongo y hago ejercicios. Sigo practicando idiomas con el círculo habitual, con inglés para holandeses, holandés e italiano para ingleses, inglés para italianos y finalmente, italiano para españoles. El próximo hito histórico será al final de octubre, momento en el que estaré rozando los cinco años (asumiendo que mantengo el ritmo).

2 respuesta a “Mil setecientos días de constancia en el Duolingo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.