Mira antes de entrar

DIKKAT!

Yo se lo digo y se lo repito a Merilléin siempre. Cuando estés en Turquía, haz como los turcos y si ellos nunca entran en el ascensor sin asegurarse de que la cabina está en la planta en la que has abierto la puerta, tú tampoco. En cada piso del edificio en el que vive mi amigo el Turco hay un cartel como el que vemos, más grande que el ancho de la puerta y que recuerda que los ascensores no son lugares para reuniones familiares o de amigos y que hay que limitar la cantidad de julays a CUATRO, y aún más importante, que NO ENTRES SI NO ESTÁ LA CABINA, algo que al parecer puede suceder y sucede con frecuencia, ya que los cerrojos de las puertas del ascensor parece que no son tan avanzados como en otros lares. El ascensor no tiene la doble puerta que parece ser obligatoria en otros países.

Este es un método buenísimo para quitar de la circulación a las perras enganchadas al CaraCuloLibro y a las que se pasan todo el día mirando a sus pantallas mandando y recibiendo mensajes.

2 opiniones en “Mira antes de entrar”

  1. Me estoy imaginando a uno de esos mirando la pantalla de su teléfono sin levantar la vista, entrando en el ascensor y yéndose por el hueco a pegarse la hostia padre…jajaja 🙂
    Salud

  2. Tienes toda la razón Genín, que la gente ya ni mira lo que tiene delante con los putos móviles. El letrero es de traca, qué arte más grande.

Comentarios cerrados.