Mis tardes con Margueritte – La tête en friche

Mis tardes con Margueritte - La tête en fricheA falta de alternativas de cine mientras estuve en Gran Canaria, terminé por ir a ver una película francesa de la que había visto el trailer en los Países Bajos pero que no me terminaba de convencer. Yo lo siento mucho pero es que a mí la mayor parte del cine francés me mata de aburrimiento, siempre con tremendos dramones y esos actores que tienden a sobreactuar un montón cuando no tiran directamente de la fantasía y pasan cosas en pantalla que no son reales. Aún así, terminé yendo a ver La tête en friche que en España se ha estrenado con el título de Mis tardes con Margueritte e imagino que es una traducción bastante apropiada 😉

Un julay encochinado se encoña de un carcamal a la que no le pone la pierna encima para no aplastarla

Una anciana adorable acude todos los días a un parque a leer y allí conoce a un cacho de carne obesa con ojos que también visita el parque para almorzar. Aunque parezca increíble ambos entablan una amistad en la que ella le lee y él escucha ya que el hombre no es muy espabilado y lo de juntar letras para formar palabras y entender lo que ponen todas juntas lo sobreapasa. Poco a poco las vidas de ambos se van mezclando y los dos cambiarán de manera dramática.

Esta es una película que me tendría que haber encantado y habría sido así de no ser porque batieron todos los récords mundiales de micrófonos y otras cosas en pantalla. Creo que salvo por un plano de un autobús, en el resto siempre se vio al menos un micrófono y en muchos planos más de uno. Hubo un momento en el que el protagonista habla con un gato y éste lo mira fijamente y se puede ver como alguien sujeta otro gato detrás de él (y por eso el gato mira en esa dirección). Realmente terrible. Micrófonos que aparecen y desaparecen una y otra vez y que terminan por hartarte y distraen tanto que ya no sé si la historia era buena y la película entretenida. Solo me acuerdo de los micrófonos y del tono dramático que tiene la cosa.

Presuntamente los actores y actrices hicieron un gran trabajo pero como solo vi micrófonos hasta hartarme, no puedo opinar. Recomendada para los que quieran aprender a evitar la colocación de micrófonos para que no salgan en los planos.

04/10

Una respuesta a “Mis tardes con Margueritte – La tête en friche”

  1. Ya ves que tus prejuicios con el cine francés están justificados, aunque claro, a veces suena la flauta y cuando lo hace, lo hace muy bien…
    Salud

Comentarios cerrados.