Misión Imposible: Fallout – Mission: Impossible – Fallout

Cualquier cacho de carne con ojos, aunque sea miope o tonto del culo, sabe que yo desde antes de nacer ya era fans de Tom Cruise y que me la suda que sea arzobispo de una secta o haga en el catre lo que le de la gana (siempre que sea con mayores de edad). Para mi, lo que cuenta, es que es un pedazo de actor del copón y que pone todo su empeño en lo que hace, ya sea un musical, un drama, una película de retardados o la mejor saga de acción de la historia. Hablando de esta última, sus películas se han distinguido por ir cayendo a cuenta gotas y en el mejor blog sin premios en castellano, que es casi ancestral, hay constancia de Mission: Impossible III – Misión Imposible 3 en el año 2006, de Misión: Imposible – Protocolo Fantasma – Mission: Impossible – Ghost Protocol y finalmente de Misión: imposible – Nación secreta – Mission: Impossible – Rogue Nation en el 2015. Parece que se han dado cuenta que el actor se les está envejeciendo y han pulsado el acelerador o quitado el freno de mano y así tras tres añitos de nada llega a las pantallas Mission: Impossible – Fallout, la cual se estrenó en España como en todo el mundo solo que en España le han dado el apabullante título de Misión Imposible: Fallout y quiero recordaros que se pronuncia FA-YO-U y que por si sois tan ignorantones que no sabéis lo que significa, además de truscoluña no es nación, es una prenda de vestir que se ponen todas las hembras en celo para proteger su secreto de los machos o algo así.

El julay de siempre corre, corre que te pillo y hace de todíto menos el chimpún

El Ethan Hunt tiene una mala suerte de-que-te-cagas y le toca una nueva misión super-puta, de rescatar tres bombas atómicas que les robaron como siempre a los rusos y que unos locos quieren explotar. Además, al malo que capturó en la peli anterior se lo quieren quitar y poner en libertad o mandarlo a Bélgica, que es el país donde terminan todos esos comemieldas. El Ethan, se coge un berrinche que no veas y estará que no para la pata, saltando aviones, estampando motos y estrellando helicópteros, vamos, lo de siempre, solo que le han puesto un lazarillo, un tío hortera con bigote que parece un malaje y que trabaja para una negra con cara de necesitar que se la empeta alguien hasta los pelos de los güevos para quitarle esa tensión tan grande que acumula.

Esto son dos horas y media de angustia, es LA película de acción, el estándar por el que desde ya mismo se mide el género. No hay ningún actor en Hollywood que se preste a hacer casi todas sus escenas sin dobles y eso se nota en escenas que te ponen los güevos bajo las amígdalas y te hacen menear el pie como si fueras un perro que ha olido un coño en celo. Se sabe que no hay extras porque la cámara va con él, son planos únicos, como saltar desde casi diez mil metros o la escena del helicóptero, que puede provocar un ataque de taquicardia. Todos esos momentos son perfectos, Tom Cruise los borda y lo más increíble es que en una saga en la que esta es la quinta película, es sin lugar a dudas y por un amplio margen, la MEJOR. Esto es acción, pura y dura, es entretenimiento, es diversión, es cachondeo, es todo eso y mucho más. No hay un solo instante que sobre, no hay tramas secundarias que nos agoten, hay una única línea que es tan épica y legendaria que no les hace falta más. Vuelven los de siempre con Tom Cruise y esta vez lo acompaña Henry Cavill, actor que se nota que prefiere extras en sus escenas por como los planos de repentes se vuelven rápidos y siempre de espalda pero que actúa quizás haciendo el mejor papel de su vida. No es el único, no desentona nadie y sales del cine eufórico y flipando en colores. En mi caso, salí del cine así las dos veces que la he visto, ya que fui el viernes y regresé hoy, por supuesto en la versión DosDé, como debe ser. Después de mi primer visionado le iba a dar un nueve, pero me quedé corto. Se merece más.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y no vas a ver esta película con el clan al completo, hasta las hembras y los bebés, que sepas que si te pillo te escupo a la cara y te rompo tu carné del Clan porque no te lo mereces. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, te veo poniéndote la peluca de tu suegra, quitándote las gafas y yendo de incógnito a un cine porque esto hay que disfrutarlo, esto es CINE y cuanto más grande sea la pantalla, mejor.

Una respuesta a “Misión Imposible: Fallout – Mission: Impossible – Fallout”

  1. Si, eso he oído, por cierto, ya no pertenece a la cienciología esa, lo del culo, ya no se como lo lleva, como a ti, me la trae al pairo… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.