Mission: Impossible III – Misión Imposible 3

Mission: Impossible IIIUno sabe lo que va a ver cuando elige este tipo de películas. Después de todo el ruido y los malos rollos alrededor de Tom Cruise, que parece estar haciendo méritos para ser el nuevo friki de los americanos, muchos decidieron no ir a ver la película. A mí la verdad que si el hombre es lo suficientemente gilipollas para meterse en una secta de julays allá él. Yo voy al cine a disfrutar con su trabajo y los coños que coma o las pollas que chupe en su vida privada son su problema. No lo he dicho, pero hasta un apajarado sabrá que voy a hablar de Mission: Impossible III.

La trama de la película es la de siempre. Un julay metrosexual de mierda se cansa de comerle el chichi a la penca de su novia y se va de marcha con los amigos a romper telillas en Asia, Europa y donde se tercie. En el camino se tira un par de peíllos que producen inestabilidades internacionales y la penca a la que nombré un par de líneas atrás se mete en problemas por culpa de sus tampones y debe ser rescatada milagrosamente.

Ya van tres películas y es siempre lo mismo. Aquí no tenemos sesudas conversaciones entre el jardinero y la zorra de la vecina o momentos de reflexión mientras la cámara recorre grandes extensiones de bellos paisajes y nosotros aprovechamos para comprobar los mensajes en el móvil. No. Aquí hay una sucesión encadenada de momentos de acción en los que Tom Cruise es la pieza fundamental. Después del pisoteo de la gravedad que se hizo en la película anterior, vuelve a parecer algo más normal. El hombre recibe palos, rebota y se golpea como el resto de los humanos, con la única diferencia que se recupera en microsegundos. El guión es mucho más consistente y aunque seguro que si me pongo a pensar descubro muchísimos agujeros negros, lo bueno que tiene es que no sientes esa necesidad mientras estás disfrutando de la película. Imagino que gran parte del mérito lo tiene J. J. Abrams, el director.

Lo que más llama la atención es Tom Cruise. Mi amigo el Turco lo describió perfectamente al comenzar la película. Me preguntó: ¿Este julay no tiene ciento cincuenta años por lo menos? Es increíble. El hombre sigue estancado en los veintitantos. Debe haber hecho un pacto con el demonio y a ver si nos pasa el contrato porque yo firmo ya mismo. El Turco cree que su juventud es producto de algún tipo de perversión sexual o que se baña en la regla de nigerianas vírgenes aunque yo lo dudo. Yo soy más pragmático y supongo que hay mucho trabajo de cirujanos plásticos y mucho metrosexualismo de por medio. Sin que sirva de precedente en esta película todos los secundarios parecen trabajar para ensalzar el producto y no a la sombra del protagonista. Esta es una de las cosas que más me ha gustado, que no solo tenemos una estrella sino un equipo de gente que pretende sacar adelante un producto para el disfrute de la audiencia.

Si he de resaltar lo que no me gustó nada yo diría que fueron los títulos de crédito iniciales. Parecen muy pobres, como de película de bajo presupuesto y eligieron un tipo de letra horroroso. No sé, uno se espera más de una superproducción como esta. Por lo demás, la película ha cubierto todas mis expectativas y las ha superado holgadamente. Es un excelente ejemplo de cine de aventuras y acción y está muy por encima de cosas recientes como V for Vendetta.

Está de moda el odiar a Tom y supongo que mucha gente no la verá por ello pero si eres capaz de separar tus sentimientos personales sobre una persona de su trabajo y encima te gusta el cine de acción puro y duro, esta es una película que no puedes perderte. Totalmente recomendada para seguidores de este tipo de cine, descerebrados e intelectuales varios. ¡Ah! Y puedes ir con la parienta que se quedan aborregadas mirando al julay y soportan muy bien la película, cosa que no suele ser habitual en este tipo de cine.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

Technorati Tags: ,

9 opiniones en “Mission: Impossible III – Misión Imposible 3”

  1. ¿El mito de Fausto resucitado?
    Intelectuales del mundo, a ver Mission Impossible, que no todo han de ser librajos polvorientos

  2. No sé si habrá revivido el mito de Fausto pero el hijoputa está como un chaval. No me extraña que solo tenga novias menores de 30, si es que las otras lo harían parecer viejo.

  3. me has convencido para ir a verla ^^. [a ver si voy con la novia el miercoles].

    Estoy deseando ver tu critica del COdigo Patinti. [aunque esa hace falt aun milagro para que vaya a verla al cine XD]

  4. Bueno, pues iremos a verla aunque, ahora que leo los comentarios de ésta y de “El Código”, a ver si es que resulta que la última te desanimó más por aquello de lo que esperabas ver y lo que al final viste.
    No por esto quiero decir que Vinci merecía algún gallifalte más pero, el cuerpo es el cuerpo.

  5. Primero, la película está bastante divertida precisamente porque tiene exactamente lo que se espera de una peli de estas características, a saber: golpes, explosiones, peleas y persecuciones a porillo. La verdad es que me encanta ir a l cine a ver este tipo de películas que impresionan mucho más cuando se ven en la gran pantalla.
    Lo segundo es que el Tom Cruise ese de los huevos se habrá ganado fama de pirao con eso de estar en esa secta de mamones, pero se ha follado a Nicole Kidman, Penélope Cruz y ahora a la Katie Holmes y Dios sabe a cuántas más. Así que más nos valdría a muchos hablar menos y volvernos un poco más pirados. 😀

  6. Jimmy, te diré, cada vez que pienso que preñó a la novia de Dawson y que este estuvo cinco años creciendo en aquel villorrio y oliéndole el coño sin poder follársela me pongo malo.

  7. Sí, pero es que el Dawson era un poco nenaza. Yo tampoco es que siguiera mucho la serie, pero siempre que la ponía estaba lloriqueándo el muy marica. Yo habría tardado en empotrarla contra la pared como medio segundo, y me dejaría de tanto lloriquear…
    Por cierto he visto que en mis últimos posts me estoy volviendo un poco malhablado. Se siente, prometo enmendarme.

  8. Eso que dices que le harías fue lo que le hizo el mejor amigo de Dawson, Pacey, un día que ella se agachó a recoger una moneda de un centavo del suelo. Por eso Dawson se pasó lloriqueando tantas temporadas.

Comentarios cerrados.