Monos

La última película que vi en mi visita a Amsterdam era una en español que en realidad podría haber visto en el prestreno sorpresa de la semana, pero mi bicicleta se escoñó cuando iba camino del cine y tuve que volver a mi casa y renunciar a verla. Ahora creo que eso fue una señal de mi Ángel de la Guarda a la que no le hice caso, ya que había pensado ver cuatro películas en la filmoteca y después del masque tan grande que pasé con esta, decidí irme a mi casa porque si voy a dormir, prefiero hacerlo en mi sofá o en mi cama. El mayor incentivo para mí de esta película es que es en español. Se titula Monos y que yo sepa por ahora solo está previsto su pase en un festival de cine en España.

Una julay secuestrada convive con un puñado de julays cuasi-jinameños que son el eslabón perdido entre los seres humanos superiores y los Orcos de las tierras medias del pollaboba de Tolquien.

En las montañas de algún país sudamericano, ocho adolescentes metidos a soldados tienen que cuidar a una rehén extranjera y a una vaca que les da leche sin merengar. La vaca se les muere a las primeras de cambio y la rehén también se pasa más tiempo escapándose que con ellos. Todo esto mientras un enano los visita para entrenarlos y dicen y hacen polladas sin ton ni son.

Yo entré en el cine tan ilusionado por ver una película en español y mira que lo pasé mal, es un paquetón infumable, me quedaba dormido continuamente y cuando no, trataba de luchar contra el sueño pero sin éxito alguno. La historia es absurda, está mal contada, los diálogos son estúpidos y las interpretaciones patéticas. Esto es un masque de pé a pá. A veces me despertaba y veía gente marchándose de la sala y yo volvía a dormirme. Allí no pasaba nada, era como si estuviésemos en un bucle eterno de sesenta segundos y cada vez que pasaba un minuto se repetía todo de nuevo. No sientes ningún tipo de emoción por los críos forzados a ser soldados y me la sudaba en ese momento y me la suda aún hoy día si alguien les pega un tiro en la cabeza a cada uno de ellos, vamos, que se lo tienen más que merecido. No sé qué mierda fumó el que dirigió y escribió esta película pero espero que no le vuelvan a dar dinero nunca jamás para que haga otra peli. Esto es algo que con los días, cuando lo recuerdas, la recuerdas aún peor que la vez anterior. Creo que salí del cine dándole un cinco por ser en español y ya veréis la nota a la que ha bajado en tan solo una semana.

En fin, que no me extrañaría que ardan los cines en las que se estrena si obligan a cualquier miembro del Clan de los Orcos a verla. Igual esto alimenta el espíritu putrefacto de los sub-intelectuales con GafaPasta, pero lo dudo. Una mierda.

Una respuesta a «Monos»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.