MS1: Máxima seguridad – Lockout

MS1: Máxima seguridad - LockoutEl día antes de salir para Gran Canaria, me acerqué a Amsterdam el viernes por la tarde y aproveché para hacerme una sesión doble de cine. La primera de las dos películas que vi era del género de ciencia ficción, uno que todo el mundo sabe que ejerce una asombrosa atracción sobre mí y al que voy aunque la película me de mal yu-yu, como era el caso. Se trataba de Lockout, película que se estrenó en España a mediados de junio con el título MS1: Máxima seguridad que nos recuerda que algunos se enralan demasiado a la hora de traducir. Con el tiempo que ha pasado, dudo mucho que siga en cartelera por esas tierras.

Un julay enchironado ha de rescatar a una penca que no trabaja de las garras de un puñado de orcos

Un tipo que está encarcelado recibe la sagrada misión de salvar a la hija penca del presidente de los Estados Unidos y traerla de vuelta a la tierra desde la cárcel en el espacio en la que está y en donde ha habido un motín y mientras ejecuta su misión, pues ya sabéis lo que va a pasar.

Esta es una película que prometía por lleva el nombre de Luc Besson, el cual repiten un montón de veces en los títulos de crédito iniciales. El problema es que el guión es demasiado endeble, no hay química entre los actores, los malos son demasiado estúpidos para resultar creíbles y la película se acaba perdiendo entre boberías sin fin. Da igual que Guy Pearce haga un trabajo excelente, a su alrededor hay demasiada mediocridad y él solo no puede mantener la historia. Los efectos especiales son de lástima pero aún así, reconozco que hubo unos cuantos momentos en los que me lo pasé bien y qué coño, había aire acondicionado en el cine.

No voy a extenderme más. No es que sea un pallufo pero tampoco es algo memorable. Ni los miembros del Clan de los Orcos la aguantarán.

05/10

2 opiniones en “MS1: Máxima seguridad – Lockout”

  1. Me parto con la crítica, dice que había aire acondicionado, es decir, para dormir la siesta estando fresquito, ja,ja,

Comentarios cerrados.